jueves, 7 de enero de 2010

Propósito





Quiero borrarte, aunque sea a dentelladas.
Aunque el trágico exterminio de tus besos
enlute las horas al reloj.
Ni me nombres mientras me olvidas,
rumor del destiempo, ni me llames.
Tahúr de mis sueños despiertos,
trujamán de estrellas,
mercader del aire.
Voy a arrancarte de los amaneceres desnudos,
porque en mi piel te haces insoportable.

6 comentarios:

TriniReina dijo...

Propósitos, tú lo has dicho...
Cuán difíciles a veces cumplirlos.

Magnifico

Besos

El Éxodo dijo...

No será fácil.

Abrazos.

Neogeminis dijo...

La pasión suele provocar grandes desmanes...ciertos amores voluptuosos también. Los has descrito maravillosamente.

un abrazo.

jose francsico dijo...

Letra màs apropiada para seguir al ritmo del sonido triste del bandoleòn de las tabernas porteñas, que la que creo que debiera ser acompaña con una guitarra al ritmo de alegrias màs pròpias de tu entorno, inundado del cálido sol que disfrutas.
Nùnca se debe de cantar al desamor por màs que el espiritu nos lo demande. Levanta el ànimo y no te dejes arrastrar por esos sentimientos destructores.

J. F.

Ardilla Roja dijo...

Caray... Qué bueno, Rosa.
Te felicito.

Yo este año no he hecho ni un sólo propósito. Igual es la manera de conseguir algo.

Besos

Maat dijo...

Hola Rosa.

Como siempre que te visito ha sido un placer leerte. Un poema triste pero lindo de veras.

Un abrazote.

Maat