jueves, 25 de septiembre de 2014

Un jueves para el SILENCIO





El silencio de repente llama a mi ventana.  Trae el rumor de todos los  mares que aún no he visto y el lastre de las palabras escritas en la bitácora del tiempo…
Hay un silencio que me sube por la espalda recordando la caricia primera, pleamar de adolescencia.
Otros silencios llegaron más tarde sembrando preguntas en las grietas del amor roto.
El silencio se hizo eco en mi casa y en mis poemas viejos, se expandió como una tormenta abocándonos al naufragio.
Con la vida hecha girones, grité, grité, grité para desahuciar al silencio…
Por fin, hoy, desde todos mis rincones se oye cantar al mar.


lunes, 15 de septiembre de 2014

"ANILLO" Palabra 38 de 52







La ventana, tu ventana, está cerrada a cal y canto.
Amargo sabor de luz.
Nunca te gustaron los rayos de sol dibujados en la pared.
No querías mirar a los ojos,
ni dejarte llevar por la risa,
Nada de música, nada de sueños,
No a la ternura,
no a las caricias.
Y me fui.
Habité en el olvido hasta que crecieron raíces a mi alma.
Pero que generosa la vida...
Me devolvió a tu calle siendo sombra,
Centinela de tu frialdad, musgo trepador en tu silencio,
Enredadera de tu soledad sola.

Soy tu anillo de casada.... Y ni te das cuenta.

viernes, 5 de septiembre de 2014

Este jueves: El mar, la mar


  


Mientras espero a que el mar llegue,
quiero advertirte,
que dejaré de ser el mapa  de tus desvaríos
para entregarme sin condiciones
al  destiempo.
Gime la arena apurando la sed,
mis labios y mi silencio se inquietan.
Mientras espero a que el mar llegue,
alargo  los vientos que me alojan,
la luz que te oculta, 
el olvido que nos aleja.
Puntadas de sol en el  horizonte,
bordan de  azul  las horas.
Mientras espero a que el mar llegue a preñarme de futuro,
yo pariré la sal en la latitud de otro sueño.
Mientras el agua me anega, quiero advertirte:
No intentes sujetar al mar.


(Lo siento, amigos, este poema es una reposición, pero no quería  faltar a esta primera convocatoria de Alberto)

jueves, 28 de agosto de 2014

Robar en jueves




Le dije: roba la luna para mí…
y pareciéndole poca cosa, cerró los ojos y me robó un beso.
Yo me quedé en la miseria más absoluta.
El resto de mi vida fui botín de usureros.




sábado, 23 de agosto de 2014

miércoles, 20 de agosto de 2014

Relato de jueves: "Historia de una foto"








El llamador

Un aldabonazo en el silencio, me abre de par en par las puertas del recuerdo.
La casa sigue viva, sigue oliendo a cal y jazmines, hay concierto de gorriones en el patio,  danza de avispas alrededor del cubo de latón,  colgadas las ausencias en el tendedero,  es duro volver…
El tiempo se ha parado en el reloj de la cocina, no hay trajín en la despensa ni puntadas en la labor de ganchillo, ni se oye el rastreo de las alpargatas de María…
Las chicharras han hecho nido en la carpintería de Vicente apagando el ruido del martillo, el serrucho se oxida como la pena, la canción del tinto ha enmudecido…
Entra sin llamar.
Las puertas siempre estarán abiertas, como el corazón de quienes la habitaron.


(Pido perdón a Alfredo, nuestro conductor de este jueves, porque no incluí en mi relato las palabras que él sugirió. No había leído bien la convocatoria y me he dado cuenta tarde)

jueves, 14 de agosto de 2014

Este jueves, un relato: VIRUS




No es necesario el aislamiento pero es molesta la luz, me molesta la interrogación que se dibuja en los demás cuando me miran.
Aquí puedo calibrar mi deterioro sin que la compasión me acelere el pulso.
Los primeros días mi único síntoma fue el asombro, más tarde, un leve temblor en el tiempo mientras buscaba respuestas,  una ceguera parcial  (algunos lo llaman lágrimas).
Hoy tengo ajena la sonrisa, he perdido el sueño, la coraza de la alegría se me ajusta tanto que estalla en palabras que no te alcanzan.
Mi locura racionada,  niega lo inevitable.
Un nudo en el estómago resultado de tragar la pena, me hace vomitar silencios.
A ratos, el dolor se hace insoportable.
Sé que  moriré un día de éstos.

No hay cura para el virus de la mentira… Y tú, tú, decías que me amabas.

jueves, 31 de julio de 2014

Relato de jueves: "Ella y sus circunstancias"





...Y dicen que bebe  y  que acumula pertenencias que no le pertenecen y dicen que no tiene voz, que no tiene lágrimas, que no tiene mañana.
Dicen, de la vagabunda que  ocupa las aceras, que en los días de lluvia, escribe un nombre con el barro  y lo mira mientras se lo lleva el agua sin oponer resistencia.
La guarda un techo de cartón, unas pulgas con perro, la noche sin luz de una farola, el rezo de las beatas que pasan, la letanía del hambre.
Por decir, dicen, que mejor muerta.
Esta mañana, sin posibilidad de réplica, en el diario local daban la noticia.

Se llamaba Libertad.

miércoles, 23 de julio de 2014

Este jueves, relato: "La máquina del tiempo"




La concubina

No puedo dormir, se me hacen eternas las horas sin sol desde que regresé del viaje.
La misma ventana orientada al sur,  el mismo sur del año 1476...
Las mandoras no callan, ajenas a mi tristeza. Zumban los abejorros entre los mirtos y  los pájaros huyen hasta la sombra  del Generalife, como entonces.
Yo, escondida aquí dónde los muros callan las voces. Mi corazón late tan fuerte que su eco espanta a la tarde.
Boabdil está sentado al borde de la acequia, tira chinitas alborotando el agua, absorto, serio, sólo. Me espera.
Yo le observo como si nunca lo hubiera perdido. 
Éramos sólo dos niños que jugábamos al amor a la luz de las luciérnagas. Cuando las demás concubinas dormían, limpiaba mi piel con aceites de alhucema y romero borrando el asco de ser la favorita de su padre.
Nos delató el alba. Le obligaron a ver mi decapitación. En silencio fue derramando el azul de sus ojos en todas las fuentes…
La máquina del tiempo me devolvió a la realidad del siglo XXI.
De nuevo transgredí la norma, no pude evitarlo. En mi viaje robé aquel perfumero de marfil y plata donde aún quedan las esencias que enajenaron nuestras noches, único vestigio de mi paso por su vida y que ahora entre mis manos, es la prueba irrefutable de lo  que fui.

La amante del último rey de Granada.


Nota:  Estas son mis manos mostrando la joya.

miércoles, 16 de julio de 2014

Este jueves un poema: "Túnel"





Lo peor no es la oscuridad del túnel,
 lo que me paraliza es el tránsito,
el silencio arañando las paredes,
el eco del pasar del amor al olvido,
del ayer al mañana.
Lo peor es acostumbrarse al dolor de hoy,
a la muerte áspera de las palabras,
al duelo de enterrar la luz y la rabia
en el mismo surco que tu nombre.

jueves, 26 de junio de 2014

Este jueves: "Escenas de playa"




Las mujeres de la sombra


Una playa lejos, allí donde el levante te tatúa la piel con  arena y barre las orillas del Atlántico.
Otros como yo, habían elegido esa esquina del mundo y ponían sus tenderetes al sol, se embadurnaban  con una empalagosa  untura de coco y alentaban a los chiquillos  a ser constructores de ilusiones que se borraban con la tercera ola… ­­­
Los hombres hacen guardia en la orilla imaginándose dueños de  esas mujeres de ébano tumbadas al sol.
Las otras mujeres, sus mujeres,  a la sombra.
La radio canta ajena a mi fastidio.
Hay un revuelo de sirenas, cada vez más gente se arremolina  donde rompen las olas… llega una patera.
Unos sesenta inmigrantes se arrastran tierra adentro, desfallecidos, desharrapados, medio muertos.
Un bebé de pocos meses se deshace en llanto de hambre mientras su madre, seca, lo mece desesperadamente.
Una de las mujeres de la sombra lo recoge entre sus brazos y lo amamanta.
La ternura se le escapa por los ojos a chorros, acuna y canta bajito la misma nana con la que duerme a su hijo.
El amor no entiende de razas.

lunes, 23 de junio de 2014

Contando las semanas en 52 palabras - Palabra 26 de 52: "BARCO"




Yo aposté contigo a la marea más alta, al amor.
Navegando desde el rio de la niñez, crecimos al mar y creció el horizonte… 
Se nos quedó pequeño el barco.
Izamos los sueños  para encontrarnos allí dónde no llegan los naufragios.
La vida nos llevó de polizón entre sus dientes, a riesgo de ser tragados por la rutina, pero aprendimos, como los albatros, a surcar cielos de tinta. 
Hoy, arribando al último puerto, hacemos astillas  de los fracasos para encender un nuevo fuego y guardamos en la bitácora las palabras más hermosas con que alimentarnos cuando el silencio azote nuestra travesía.
    


jueves, 19 de junio de 2014

Este jueves: Hechizos, conjuros, gualichos...



El reloj de la torre dio las doce. En la casa había arrasado el sueño por las habitaciones vacías.
Todo dispuesto sobre la mesa de mármol, las velas a medio consumir, los alfileres,  la tinta y el papel arrugado, cuerdas de pita, arena negra, licor de mastranto con sanguijuelas,  música de clavicordio y flores rojas.
Con la luz de la luna, leo el manuscrito que perteneció a Sanhumerka, maestra de brujas.
Clavé, escribí, até, cerní, bebí desangrándome, dancé  y me dormí rodeado de pétalos rojos…
Algo falló.
Amanece en el espejo... Y sigo siendo un asqueroso sapo.

miércoles, 18 de junio de 2014

Experimento





No siento que haya desaparecido la belleza,
duele, porque eran mariposas y estaban vivas.
El niño, cruel, las enterró en la arena

sólo por el placer de ver el arco iris cuando subiera la marea.

jueves, 12 de junio de 2014

Este jueves....Un poema. "Amigo"




Y tengo que llamar amigo
a quien sembró de azahar
mi tardía primavera,
a aquel que pone alas
a mis deseos olvidados,
al que inventa un color nuevo
para el arco iris de mis sueños,
al cómplice de la brisa
que acuna mi corazón maltrecho.
Él no sabe, que me duele el alma
de sentirle a cada paso     
y de notar su abrazo
cada vez que yo respiro.
Él es la libertad en la cárcel de mis años,
el hilo con que zurcir  los jirones de mi alma.
Y sin embargo.....
Tengo que llamarle amigo.
                                       
-No sé en qué descuido
ocupó cada rincón de mi pensamiento
para quedarse a vivir, por siempre,
entre las cuatro paredes
de mi ternura-

martes, 10 de junio de 2014

Contando las semanas en 52 palabras - Palabra 24 de 52 (Propuesta de Sindel)



La sirena   (Poema infantil)



Tiene
amarillo el flequillo,
la piel de miel o pan tostado,
así es la sirena que vive en el charco.
Yo la he visto sólo una vez
cuando un remolino de agua                                                       
dibujó un mar en el patio.
La sirena juega en la orilla,
Con el papel de los barcos,
Y recoge estrellas de lluvia
en el cielo que se esconde
en el hueco de mis  manos.


viernes, 9 de mayo de 2014

Este jueves, un relato: Romances ambientados




Empezó a dibujarme con la mirada sobre aquel lienzo de luna.
La mujer inanimada se enamoró del artista.
Se llamaba Celso. Él nunca supo mi nombre.


miércoles, 7 de mayo de 2014

Iniciativa literaria y solidaria "Cinco palabras"

(En mayúsculas las cinco palabras que exige la convocatoria)

 http://marolayo.blogspot.com.es/ 





La primera palabra que aprendieron mis labios fue MADRE, la vida  perfeccionó su sonido desde el susurro al grito cuando la MUERTE vino para adueñarse de sus pasos.  Abandoné mis  BOTAS, aborrecí el camino de vuelta sin ella. Cada noche mientras la añoro, acaricio  su recuerdo como  a  la ALBAHACA el aire… Si se apaga la FAROLA… nunca más amanece.

jueves, 1 de mayo de 2014

Este jueves, un relato: "Crisis"



Las velas se han consumido, el amor consumado,  los deseos inconclusos, las ilusiones rotas, el presente muerto…
Borradas las iniciales que hirieron el tronco de la higuera, nos diluimos en la savia, silentes, envenenando el  futuro.
La rutina nos arrojó del paraíso al precipicio, en una zancada de veinte años. El exilio de tu piel en mi piel, dejó un rastro que hoy se disputan las alimañas del olvido.
¡Parecíamos tan felices!
No era predecible este éxodo de reproches, pero es que ya no te amo.

Me di cuenta el día en que los perros no ladraban al verte llegar.

miércoles, 23 de abril de 2014

Relato de jueves: "Personas"

Juan Carlos nos propone escribir por parejas para hablar de "Personas"  Entre Lupe y yo, hemos dado vida a esta imagen.


Vuelva usted mañana… 

Hoy es 21 de abril de 2014. Cuando el funcionario me invitó a volver mañana,  mi rabia retrocedió cuarenta años. Las suelas de mis zapatos fundidas con el asfalto no reconocen más camino que el del fracaso.
Mi experiencia encerrada en impecable currículum,  pesa tanto como la culpa y la arrastro día a día por los despachos de aquellos que creía mis amigos. 
Recibo, eso sí, muchas palmaditas en la espalda, latigazos de vergüenza que no me quitan el hambre.
Calendario gris el de la espera donde voy tachando los días que le sobran a mi esperanza.
Tengo cincuenta y cinco años y una pistola.
La miro, la acaricio e incluso, en oscuras  noches, la abrazo con fuerza contra mi pecho.
Solo entonces, retumban en mi mente unos versos de Chaplin que me rescatan del abismo:
“Bueno es ir a la lucha con determinación,
abrazar la vida y vivir con pasión,
perder con clase y vencer con osadía,
porque el mundo pertenece a quien se atreve
y la vida es mucho para ser insignificante”
¡VIVE!
Mañana volveré…


martes, 22 de abril de 2014

Palabra 17 de 52 "Juntos"


Juntos





                                                                                                                                 Juntos


  
Juntos
                                                                            Juntos


jueves, 17 de abril de 2014

Segundo premio de relato breve "Turismo del Vino"

La organización del certamen, daba una frase de inicio. (la que está entrecomillada) Como podéis ver, la frase daba para sacar punta al humor, pero ya me conocéis...yo hago un drama de tó.








La mordaza

“Estaba deleitándome con un vino de Navarra cuando sonó el teléfono. Me pasó el inalámbrico y me dijo: es mi madre. Dice que ha encontrado una botella con un mensaje tuyo… “ 
El silencio se hizo denso, difícil de cortar con una simple palabra.
En tropel se me vinieron todas las imágenes de golpe, aquellas que creí olvidadas cuando aliándome con la madrugada y la soledad, escribí esas cosas que gangrenan dentro, vomité letras, arranqué las tiras de piel a mi secreto y me quedé desnuda sintiéndome  la mujer más desgraciada de la tierra.
Mi fachada feliz, guarda la humedad del llanto a solas y mientras él dormía, tantas y tantas veces, yo salía a respirar la noche, a respirar los sueños de los otros, respirar el amor que me fue negado, o mejor, que me fue vendido en frasco equivocado, etiqueta con letras doradas  que contenía el veneno de la mentira.
Sentada en la playa, encerrando el grito en el murmullo del agua y una vez vacía la botella  que me acompañaba en mis soliloquios, decidí abrirme al mar con renglones torpes, sangrar azul reconociéndome en las orillas.
Del bolsillo de mi chaqueta saqué una carta de despedida que dejé atada a una caracola, del otro bolsillo dos páginas amargas que introduje dentro del vidrio y taponé con rabia para arrojarlo a la deriva.
No tuve valor para quitarme la vida…pero la botella con el mensaje no tenía vuelta atrás.
Tres años han pasado, la marea devuelve mi grito poniéndolo a los pies de quien le llevó en su vientre.
Hoy sabe por fin de mi condena. Me usó sólo para perpetuar la especie, tierra fértil para callar las bocas que cuestionaban su hombría.
Nació un hijo de la rabia, por él sigo respirando,  perfecta razón  para mi mordaza.
Ahora, mi suegra y yo, tendremos que hablar de muchas cosas.




domingo, 13 de abril de 2014

Primer premio de micro relato "Capturar una imagen en cien palabras"


En la foto, el maestro, Diego Urdiales.




Palidece el albero

 Grita el silencio desde tus ojos, el miedo acuchilla el azogue.
No es justo derramarse en los relojes cuando  la sangre galopa por las venas como si fuera  látigo. 
El cielo se queda pequeño para guardar tu suerte.  No tiembla la lumbre de tu pulso,   suenan los clarines de tu querencia,   palidece el albero.

Son, las cinco de la tarde.

jueves, 10 de abril de 2014

Este jueves, un relato: ¡Que arte, "miarma"!





Un encuentro  en abril, el azahar abre la puerta.
Al otro lado, el arte, intangible, nos aguarda.
El rumor de la luz atraviesa el aire, el Giraldillo baila.
Pasan de puntillas  los versos y se enciende la palabra,
murmullo de abrazos, papel de agua,
voz de la tarde que susurra  al oído,
quejío  preso en la garganta,
Acorde escrito en el pentagrama de tus ojos,
candil de  la noche, sombra de zambras.
Pincel del sueño, rubor de plata
Guadalquivir moruno…la vida pasa.

 (Ya lo dijo la gitana que me ofreció el romero:  “ miarma, déjame que te diga la suerte”  Y la suerte tiene nombres:  Pepe, Cristina, Chelo, Encarni, Lucía,   Jose Miguel,  Susus, Carmen, Oscar, Mª José, Lupe, Leonor, Nieves,  Alfredo, Vivi, Rosa…Y de apellidos, JUEVEROS.)


martes, 1 de abril de 2014

ESTRELLA ( Palabra nº 14 propuesta por Sindel)




La estrella, ajada,  sale por la puerta trasera del teatro. 
Con la gamuza del desengaño, saca brillo a su voz.

Una vez perdida la pátina por el roce de los años,  apagada y fugaz,  recoge la luz  en los ojos del único espectador que tuvo el privilegio de asistir al último espectáculo de La Kanela.

domingo, 30 de marzo de 2014

La mordaza

Participo con este relato en la II edición del certamen relato breve turismo de vino.

La mordaza.

“Estaba deleitándome con un vino de Navarra cuando sonó el teléfono. Me pasó el inalámbrico y me dijo: es mi madre. Dice que ha encontrado una botella con un mensaje tuyo…”
El silencio se hizo denso, difícil de cortar con una simple palabra.
En tropel se me vinieron todas las imágenes de golpe, aquellas que creí olvidadas cuando aliándome con la madrugada y la soledad, escribí esas cosas que gangrenan dentro, vomité letras, arranqué las tiras de piel a mi secreto y me quedé desnuda sintiéndome la mujer más desgraciada de la tierra.
Mi fachada feliz, guarda la humedad del llanto a solas y mientras él dormía, tantas y tantas veces, yo salía a respirar la noche, a respirar los sueños de los otros, a respirar el amor que me fue negado, o  mejor, que me fue vendido  en frasco equivocado,  etiqueta con letras doradas que contenía el veneno de la mentira.
Sentada en la playa, encerrando el grito en el murmullo del agua y una vez vacía la botella que me acompañaba en mis soliloquios, decidí abrirme al mar con renglones torpes, sangrar azul reconociéndome en las orillas.
Del bolsillo de mi chaqueta saqué una carta de despedida que dejé atada a una caracola, del otro bolsillo dos páginas amargas que introduje dentro del vidrio y taponé con rabia para arrojarlo a la deriva.
No tuve valor para quitarme la vida…pero la botella con el mensaje no tenía vuelta atrás.
Tres años han pasado, la marea devuelve mi grito poniéndolo a los pies de quien le llevó en su vientre.
Hoy sabe por fin de mi condena. Me usó sólo para perpetuar la especie, tierra fértil para callar las bocas que cuestionaban su hombría.
Nació un hijo de la rabia, por él sigo respirando, perfecta razón para mi mordaza.
Ahora, mi suegra y yo, tendremos que hablar de muchas cosas.

jueves, 20 de marzo de 2014

Relato de jueves: "Los sonidos y el aroma de la primavera"



Nos citamos en la plaza de Santa Marta. 
Pocos conocen éste lugar, trocito de paz, escondido en el mismo centro de Sevilla dónde hasta el eco susurra para pasar desapercibido.
Suenan las campanas de la catedral anunciando el ángelus.
El silencio roto se queja en las piedras y leve, 
se desprende el azahar que le sobra a la primavera.
Desde las cocinas del Monasterio de la Encarnación  llega un ugüento para mis sentidos,  vino,  miel y canela que dan al pan duro nombre de dulce de cuaresma.
Fortaleza de cal habitada por  naranjos y ventanales cerrados al mundo, 
me guardan de otras miradas que no sea la tuya.
Te oigo respirar como respira el violín del artista callejero que sobrevive colgando las notas en el aire de la melancolía.
Entramos de puntillas, casi invitando al amor,  salimos inconclusos, dejando  una parcela de asombro en las esquinas  difuminadas por el humo de los puestos de incienso.
El sol huele  a piñonate y naranjas agrias y se refleja en las fuentes tiñendo el corazón del agua. 
Tú hueles a libertad y nos saciamos la sed mirándonos a los ojos.

Una gitana me dice la buenaventura, letanía  que encierra mi futuro inmediato…mala ventura la mía, tener que esconderte, amor, en el lenguaje de los gorriones.   

miércoles, 19 de marzo de 2014





Hace años descubrí este grupo desde el blog de Matt, (Lupe) entré tímidamente y me abrazaron de golpe todas las letras... fui creciendo a través de ellos, enlazando muchas más cosas que nuestros escritos.
Ahora los llamo AMIGOS y aspiro a  que  me consideren del mismo modo.
Alguien los bautizó "JUEVEROS"  y ser un "Juevero" es un privilegio que festejamos en un encuentro anual en cualquier punto de España. ( A los de América los llevamos en el corazón)
Esta vez los recibe la primavera de Sevilla... ¡casi ná!
Nieves, Mª José y Rosa desastre harán lo imposible para que sean felices.

viernes, 14 de marzo de 2014

Me fui de cañas el jueves... llego hoy.




Anuncio

Leyó en el cartel que anunciaba la taberna: "Esta es la puerta por dónde pasan las penas para exiliarse"
Y bebió sin conseguir lo anunciado.
Pidió una hoja de reclamaciones donde escribió: "Una borrachera es sólo la efímera frontera del olvido"


Remiendos



A trocitos
voy metiendo el sol
en el bolsillo.
Un agujero, (llámalo tristeza)
lo derrama.
Hay un reguero de luz
de tu casa a la mía.
Tendré que aprender
a remendarme la vida

un día de éstos.

domingo, 9 de marzo de 2014

Rien de rien...



Con las cortinas echadas no  sabe si es de noche o de día. No hay horarios. Esconde su frustración entre botellas vacías y vinilos de la Piaf.
Tan masticado se lo dieron todo en la vida, que no sabe quererse.
Muerde los fracasos, traga, digiere, se envenena, pero se niega a morir sola.
Por eso compra amigos caros y amores de un rato,  para que  habiten los huecos de su querencia.
Arrastra las alegrías como sonajas de cuna dónde duerme la niña que nunca fue.

“Non, rien de rien, non, je ne regrette rien
Ni le bien qu'on m'a fait, ni le mal
Tout ca m'est bien ega…“Non, rien de rien…”

miércoles, 5 de marzo de 2014

Relato de jueves: "Mascotas"





Nunca creí que pronunciaría esas palabras. ¡O ella, o yo!
Con mucha parsimonia, Marcial, ponía azúcar en su taza de café negro. Me miró como si me fulminara, pero sin descolocar la sonrisa me dijo:
Tu misma…
Hice la maleta, di un portazo y no miré atrás… Se quedó con ella.
Poco a poco fue ganando terreno,  a mí y a mis orquídeas, a mi perfume, a mi guitarra, a mis poemas, a mis abrazos, a mis silencios…
En la parte más soleada del salón, allí dónde al principio nos acurrucábamos para hacer el amor, se enrosca hoy  la pitón albina.

Ratones enjaulados para la reina fría. Yo soy demasiado normal, prefiero las fresas con nata.




sábado, 1 de marzo de 2014

Naufragio





En las manos del niño está el barco de papel,  
encallado en el hueco  de su torpeza.
Borrado el horizonte  del agua de los charcos,
los sueños  naufragan  en la orilla.
Habrá que echar a suerte los vientos,
y dejar que el destino bogue
por el doblez  preciso del origami.


jueves, 27 de febrero de 2014

Este jueves, relato: "El tren"




Caminó igual que otras veces hasta agotarse, huyendo de su felicidad de fachada.
Llegó a la estación, pidió un billete a algún sitio donde poder exiliar la angustia.
Un cartel de neón anunciaba horarios de salida y llegada de los trenes.
La envolvía el sonido metálico de la voz anunciando destinos e inconscientemente viajaba de un lado a otro desde el humo de su cigarro.
Efímero muro ese humo que detiene el viaje de sus pensamientos.
Otra vez el miedo. Y otra vez, agachando el alma y la cabeza, volvería a casa.
Otra vez mordería la rabia y haría del silencio un vestido de fiesta.
Otra vez ensayaría la sonrisa y la caricia.
Otra vez la mentira le desgarraría las paredes de la razón, dejando a la intemperie la realidad .
Otra vez, otra vez, otra vez...
-Arrugas de papel alisan el horizonte de las vías muertas-


miércoles, 26 de febrero de 2014

52 semanas, 52 palabras. Semana 9 -DUDA-




Dudo, 
dudo si quererte un minuto más,
arlequín del desencanto,
que se me  agota el alba,
que me amordaza el llanto.
Dudo si gritar ahora o mañana
la verdad que me derrumba,
o enterrar tu careta  bajo los escombros,
construir una Babel  con tus mentiras
y encerrar mi alegría  a cal y canto.
Dudo,
dudo  si perdonar  un minuto  menos.


miércoles, 19 de febrero de 2014

Este jueves, relato: "Vida insípida"



El sol arriba del todo  derritiendo los terrones rojizos, dejando en la frente caminitos de sudor que bajan silenciosos a morir en el pañuelo de yerba que lleva al cuello.  
Atadas a la cintura las cintas de su talega dónde se guarda el frugal almuerzo: queso, una hogaza y unas uvas.
-Ocho-… Y habla sólo.
“Mañana  me vestiré de limpio para ir al mercado, -catorce- la tienda del Marcial tiene los mejores paños para recomponer la pelliza, -veintiséis-  y con lo que me quede compraré carburo para la lámpara y un ovillo de cáñamo para aparejar los soplillos,  -treinta y nueve- y a la vuelta un vino fresco en la taberna de la Luisa, esa morena casquivana que ensarta amores como cuentas de rosario, -cincuenta-
A mi padre se lo va a llevar la tos un día de éstos, callado y olvidadizo  ya no recuerda mi santo y seña, -sesenta y dos-… a penas que pueda lo llevo al curandero  para que le cuelgue las sanguijuelas y le alivie los males,  -setenta-
Cerro arriba,  cerro abajo, los chopos, los pinares, la vereda del tuerto, el pozo ciego,  -setenta y nueve-  antes de que descargue esta tormenta de verano que despunta entre la calima, hay que llegar a la cañada.  Media legua y tendré la comida en los zancajos.  -Ochenta y tres-…
Vamos “Canelo”, por hoy está contado y encerrado  el rebaño,  no alborotes, no ladres tan fuerte que me arden las sienes de puro agotamiento.”
El pastor talla con su navaja un día de menos en los travesaños de la cancela.
Las ovejas ya duermen.




jueves, 13 de febrero de 2014

Este es un jueves para el AMOR



"Esa clase de amor que se vive sólo por un día, unas horas, unos instantes... amor callado, amor prohibido"



-Claustro de arena-


Me estoy mirando en ti. Sí, en ti.
En tu espalda deshabitada de mis besos.
No, no te gires...
Ahora que no me ves,
dudo en el precipicio de tu calma
si descenderte de nuevo.
Sin coartada  me entrego,
no importa si me juzgas y condenas mas tarde
por ocupar con mi vida tu vida.
Un latido urgente,
un crujido de tu corazón en mudanza,
me alerta de que te rompes
inundando cada grieta de mi claustro de arena.
Mi cuerpo como aljibe rebosa
y te guardo para mi sed venidera.
Mercaderes son mis manos a tus deseos.
Piden o roban sin pedir,
trueque de placer por placer sin dueño.
En tierra de nadie nos inventamos,
nos modelamos,
nos entregamos sabiendo que la soledad
vive al otro lado del susurro.
Sin promesas.
No, no te gires...
Deja que sea tu espalda la frontera de estos ojos,
de este destierro pactado antes de amarnos.
Que sea mi risa tu equipaje,
que sean tus caricias mis alas.
Por hoy, solo por hoy tengo derecho al llanto.
Tu piel y mi piel ensayan torpemente la renuncia.
Desnudos no hay donde esconder los sueños.
Te sabré y me sabrás sin límites
en las horas de esta eternidad inevitable.
Y mañana...
volveremos a ser los que no somos,
con la duda infinita de no saber que seríamos
sin habernos tenido hoy.