sábado, 20 de junio de 2009

Sábados literarios de Mercedes


Testamento

Saqué la caja de cartón dónde se guardan los estorbos, esa caja que se esconde para evitar saqueos emocionales y esperé a que todo en la casa durmiera para organizar la vida caduca de mis pertenencias.
Para no alertar, prendí una vela que diera la luz justa, cálida e intima a los fantasmas esparcidos sobre la mesa.
En el reloj de pared se desmenuzan las horas.
Cuando amanezca, la luz y el éxodo no deben cruzarse.
La cera habrá ardido justo al tiempo de que mi testamento este racionado.
Yo cierro los ojos y al tacto reconozco los objetos, los años pasan de golpe descontando colores, olores, sabores… toda yo dividida entre los cachivaches, dispuesta a regalarme sin previo aviso.
Hago montones con los sentimientos para adjudicarlos de uno en uno a los candidatos que a lo largo de mi vida fueron dejando sus solicitudes en el buzón de mis querencias.
Yo siempre fui rarita, les consta, y en un poema que escribí a los veinte años, ya les alertaba con estos versos dónde la métrica y la lógica no entendían de renglones:

"Si me pongo a hacer recuento
De mis tristezas y mis versos
Que, de forma equitativa
Heredaran, seguro, mis amigas
El día en que lloren fingiendo
Los enemigos en mi entierro,
Tendré toda una fortuna
De fracasos y de lunas
Que hilvanados como rezos
Serán generosamente regalos devueltos...
Más... sigamos con la hazaña
A ver a quien dejo mi amor y mi jaula.
¡Triste! Ninguno será sincero...
Ofreceré la amargura y todos dirán
-Si quiero-
y luego con la última rosa,
volveré a ser la dueña de todas las cosas.
Y me aplastaran con su peso
La amargura, la tristeza y mis versos…"

Pues así, no van a extrañarse de mis otras cosas importantes que les lego.
De mis tesoros fatuos, de mis desganas de dar y de darme… tan temprano.
Si la muerte me coge desprevenida en la risa ¿quién entendería mi alegría?
Si el amor me roza los labios con ese nombre prohibido ¿Quién se sabría mi dueño?
Si estalla la piel de mi memoria, si se desdibujan mi credo, mi norte y tú, ¿Quién escribirá caricias en mi espalda a modo de epitafio?
Vamos…
Sin equipaje, vámonos Imaginación, con la parca a otra parte.

22 comentarios:

Mercedes dijo...

Hola, guapa. Vaya testamento bien elaborado; prosa, verso y legado. Qué más se puede pedir.
Te dejo un abrazo de lubina a la sal. Es que hoy reparten pescaito en el Cielo y voy pasando los tiques, je.je.
Espero que te lo estés pasando bien, no todos los días tenemos la suerte de subir al Cielo.
Gracias por participar.

Balamgo dijo...

Muy bueno el relato:En prosa y verso.
Esperemos que todo el mundo se haya quedado contento con las particiones.
Un saludo afectuoso.

El éxodo dijo...

A la hora de partir, nada tan excelso para un poeta que haber dilapidado todo aquello que podía testarse y hacerse en jirones pertenencia de cuervos.

Abrazos.

Quien Sabe... dijo...

Para nada eres rarita, por lo menos a mi me ha encantado. De tí me llevo tu forma "rarita" de escibir y a tí sin dar marcha atrás te dejo un trozo de mi corazón, porque yo ya me he quedado con un trozo del tuyo.
Besos!

alfredo dijo...

...Bello relato, sobre el momento de la verdad, cuando uno hace inventario y maneja tantos conceptos y evidencias, todo eso es uno, ricamente narrado.

Me quedo con esto: "toda yo dividida entre los cachivaches, dispuesta a regalarme sin previo aviso."

Abrazos

Natàlia Senmartí Tarragó dijo...

Ligero el equipaje, me encontrarán.
Con un poema entre las manos, con una caricia en la espalda, triste, amargo recuento, queda la bella poesía, una lágrima, nos regalas sin previo aviso.
Bsito cariñoso, natalí

chonoman dijo...

Buen testamento, bonita poesía y delicioso momento a la luz de la vela para dejar esparcidas nuestras pertenencias.
Besotes.
Paola.

gustavo dijo...

sabes r0sa, para ser la primera que le0...0leeeee¡
hay alg0 que me ha llega h0nd0...la verdad n0 se el que...quiza p0r es0 diga alg0 y n0 c0nstate...per0 es un vap0r que se me cruza, quiza que se me apega...n0 se, r0sa.
gracias.

gustavo dijo...

ahhh y c0m0 habia pensad0 en d0s relat0s, te dej0 el segund0...
perd0na p0r quiza hacerte leer de mas¡¡
.-el clavo en la muñeca derecha. el clavo en la muñeca izquierda. el clavo en los dos pies. y una corona en la frente, altiva la corona, el rostro caído. en el pecho, la última lanzada. y por el cuerpo, recuerdos de látigos con púas y bolas con púas. por el camino, tres caídas y las rodillas destrozadas y el travesaño en los hombros. ahora a punto de morir.
elí, elí, ¿lemá sabactani?
ya no me escuchan, padre. ahí abajo ya no me escuchan.apenas si me oígo el respirar. apenas si escucho el bombeo del corazón. siento el miedo. las piernas apenas si pueden ya conmigo. los brazos se me han ido. no los siento. los ojos van en busca del vidrioso. padre,apenas si me siento.miedo. siento realmente miedo. escucho llantos. curiosamente no es el mío. y a pesar de todo, tengo miedo. la cabeza piensa.hablo por dentro. los labios, la boca, la lengua no me responden. se acerca la muerte.
¿padre, estás seguro de dejo bien atado mi trestamento?

Mercedes dijo...

Pasa por mi blog, hay un gadget a la derecha con información importante.
Enhorabuena.

Mercedes dijo...

Acabo de incluir más información en el gadget para que os quedéis tranquilos que sólo hay que avisar que queréis concursar antes de las doce de la noche los que estéis participando en Los Sábados Literarios de Mercedes. Es que ésto me ha pillado de sorpresa, je.je.

LUNA dijo...

Pues un testamento precioso.
Los sentimientos, sensaciones, lo vivido, eso nos llevamos.
Lo otro, aqui se queda.
Un bestio

Carmen Andújar dijo...

Vaya relato chulo, prosa y verso, lo dominas todo chica. Tienes un humor sutil que es muy bueno.
Un abrazo

mar dijo...

Muy bonito, bonita prosa, bonitos versos y bonito ambiente para legar lo que hemos sido
Un abrazo de Mar

Mercedes dijo...

Me llevo tu testamento y te dejo un caramelito.
Ànimo. ¡Suerte en el concurso!

Juan Manuel Rodríguez de Sousa dijo...

Encantado de conocer tu blog gracias a este testamento tan completito que trae de todo,

Me llamo Juanma,
un beso,
Juanma

CASANDRA dijo...

con lo iluminada por tu luz interior que estás, con la luz de esa vela, claro que fue suficiente.... muy poético, muy intenso. un abrazo..

Ana Villalobos Carballo dijo...

Hermoso testamento,Rosa, que no olvida ni el más mínimo detalle. Como veo que te gustan los retos, y además nadie puede negar que este blog es absolutamente femenino e inteligente, te dejo en mi blog un premio que además es un reto o un juego del que estoy segura que saldrás airosa sin problemas.

Un beso enorme que te llegue al corazón

Ana

PuntoPuntoPunto dijo...

PRECIOSO, con mayúsculas. LLegaste tarde pero me inclino y te dejo algo que sobró, una sonrisa.
Realmente me ha encantado, y un gesto muy bonito recuperar ese poema

mardelibertad dijo...

Estimada amiga despues de varios dias de descanso involuntario estoy aqui de nuevo para leerte.dejas un legado de letras un buen testamento y llegaste al corazon
Besos

tag dijo...

Rosa,

Primero que nada, perdona que llegue tan tarde a leer tu testamento.
No tenia internet este finde.
Me ha encantado tu poesia, si con veinte años ya escribias asi de bien, no sé cuantos tienes ahora, pero me pasaré por tu blog y te seguiré leyendo.
Me gusta tu forma de expresarte.
Un besito

Dorotea dijo...

Esta es una invitación personal e intransferible a tomarse cinco (5) copas en mi blog y actuar en consecuencia. Como carta de presentación, tu versión de las intimidades de una nevera. A partir de las 0.00 h se te asignará una nevera móvil. ¡Echa a volar esa imaginación!
Un abrazo de la coordinadora de neveras móviles...