sábado, 6 de marzo de 2010

Sábados literarios. "Perdidos en la gran ciudad"





Venía de la aldea.
Por dentro, el corazón acelerado, el desconcierto, la soledad de quien se arranca de la tierra.
En los bolsillos del abrigo, o en los bolsillos del tiempo, se guarda lo inservible,
la rabia de saberse.
El otoño de las cigüeñas despuebla los campanarios mientras la madre modela rezos que ocupen su vientre ya vacío.
Luego, alargando los abrazos la ve marchar.
No hay lugar para más…
Llega a la ciudad, a racionarse el aire. En el límite de su maleta no caben más consejos.
Fragmentada en las lunas de los escaparates, se piensa eterna.
Y la lluvia que arrastra sueños, se queda a vivir en sus zapatos, húmedo aliento que recorre las calles buscando cobijo en las miradas de los transeúntes.
Fortalezas de puertas cerradas, las aceras, dónde exhausta se rinde.
Un abrazo siquiera… pide su miedo.
Pero el mundo que pasa acelerado no entiende el lenguaje de sus manos extendidas.

25 comentarios:

CAS dijo...

El mundo que no entiende el leguaje de manos extendidas.. es que es el más grande de los ignorantes...
Un abrazo de seguidora, siempre.

Carmen Andújar dijo...

Precioso relato. Sentimiento encontrados de la pobre chica, que a la vez que empieza uuna nueva vida, necesita aquel apoyo que le daba su madre, o una mano amiga para no sentirse tan sola.
Un beso

maria jose moreno dijo...

Necsitamos de los demás y a veces no están atentos a nuestras exigencias. Creo que eso puede suceder desde el pueblo mas pequeño a la ciudad más grande. Me ha encantado tu relato, Rosa.
Un beso pasdo por agua

El Éxodo dijo...

Eladio Orta, amigo y gran poeta, expresa en tres versos y en tono de humor los sentimientos que, a él que vive en una marisma, le produce el hecho urbano. Dice:

"la ciudad es una catástrofe
te entran ganas de mear
y no encuentras una retama"

Otro modo de verlo que, aun pareciendo muy distinto, en el fondo tiene mucha relación con tu magnífico texto. Y es que, no encontrar una retama para echar una buena meada puede ser síntoma de desorientación y soledad.

Abrazos.

Natàlia Senmartí Tarragó dijo...

Rosa, bellísimas y estremecedoras palabras, un poema perdido en la ciudad que no entiende de versos. Bsito dulce.

Juan Manuel Rodríguez de Sousa dijo...

Yo tampoco lo entiendo, a veces. Sobre todo cuando no es amor.
Un beso,
Juanma

Susurros de Tinta dijo...

Más que a relato me ha sonado a poema, rompiendo los párrafos en versos queda un poema perfecto, ransmite el sentimiento de la soledad, el desarraigo y el miedo, me ha encantado, miles de besosss.

Ana Villalobos Carballo dijo...

Precioso y cierto relato, Rosa, ¡cúanta soledad regala, a veces, la ciudad!

Un beso grande que te llegue al corazón

Ana

maria jose moreno dijo...

Mi querida Rosa, aqui otra vez, acabo de leer en un comentario que le hiciste a Tesalo que tendras que ir al hospital,espero que no sea nada grave y que vuelvas pronto.
Mis mejores deseos.
Un besazo guapa

yonky dijo...

Una maleta llena de espectativas y la trsteza de no saber con quien compartirla.

Un poema suelto en papel rondando perdido en esta gran ciudad.

cariños

Neogeminis dijo...

Pobre chica!...escapar de ese lugar de angustia que debió ser de contención no debe ser fácil!...pero no hay que resignarse y se debe salir a buscar nuevos horizontes. Esperemos que al protagonista de tu historia los encuentre, aunque en el momento de irse no tengo abrazos que la protejan del miedo.
Un abrazo!

TriniReina dijo...

Cada uno tiene su propia hambre de abrazos y cada vez nos metemos más en nuestra guarida, con los brazos tras la espalda, con lo fácil que sería alimentarnos, sólo con extenderlos...

Abrazos

alfredo dijo...

Perdidos entre multitud y perdidos en soledad, excesos inservibles y ausencias irreparables.

Deliciosamente poético, por un momento quieres extender los tuyos también.

Abrazos

Celia dijo...

Me ha encantado el relato.
Siempre es necesario no estar solos.
Perdón por mi retraso, pero es que ayer, no he tenido tiempo.
Un beso.

Natàlia Senmartí Tarragó dijo...

AVISO IMPORTANTE DE TÈSALO.
ACABO DE RECIBIR UN MENSAJE DE TÈSALO EN EL CUAL ME DICE QUE DESDE AHORA,"LOS JUEVES UN RELATO" PASA A MANOS DE ESTE MARAGATO AMABLE Y AMIGO. ASÍ MISMO ME PIDE QUE LO HAGA PASAR...
GUUUUS, BUEN CONDUCTOR, SEGURO, A ver ¡qué temas inventa para estrujarnos el cerebelo!
!Ave! GUS, y un bsito muuuuy dulce para Tèsalo, el inefable creador de "los jueves" Le esperamos cuando quiera, que se recupere, que descanse, eso antes que todo. Ánimos Tèsalo.

gustavo dijo...

r0sa de l0s desastres...
r0sa, ¿quien esta perdida para quien?
¿la ciudad esta perdida para la vida humana 0 la vida humana para la ciudad?
el sentimient0 de estar perdida de la chica que se va a la urbe...es-na-tu-ral---
l0 antinatura es la urbe
p.d.
tu f0rma de expresarl0, casi casi me ha pilad0 desprevenid0...frase c0rta y c0ncisa...
quiza c0m0 l0s sentimient0s de a chica, sentimient0s de c0m0 agujas pinchand0la..
medi0 bes0.

Maat dijo...

Un abrazo siquiera...pide su miedo.

Siempre es un placer leerte, Rosa. Y ¿sabes?, todas las veces que te leo me ocurre lo mismo. Me sabe a poco.

Un fuerte abrazo.

Maat

Tèsalo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Tèsalo dijo...

Son a ves altas. Y en ocasiones han sido màs bien bajas. Esos primeros pasos, en un lugar extraño.

Mucho mejor, verdaderamente, si hubo con uno algo de bagaje.

Tésalo

Teresa Cameselle. dijo...

Triste historia. Qué pena dejar un mundo conocido y amoroso por una fría ciudad que te ignora.
Un abrazo.

Celia dijo...

Un encanto de escrito lleno de metáforas.
Las manos extendidas y las miradas ausentes que no se detienen a mirar...
Así es la vida. Tristemente.
Un abrazo

César dijo...

Me gustó tu poético relato

mar dijo...

Precioso Rosa
Una descripción de sentimientos profunda y una sensación de desamparo que me encoge el corazón al ver a la pobre chica extendiendo los brazos hacia una ciudad ciega y vacía de sentimientos
Un beso de Mar

rosa_desastre dijo...

Es una suerte contar con tanta y buena critica.
Gracias a todos por pasar por esta mi casa-vuestra casa.
Por unos dias estare inactiva, me perdere los jueves de Gustavo, pero disfrutare de vuestros relatos a mi vuelta del hospital...
Un besazo a todos

EDITH OBAID A dijo...

Ese apoyo indispensable en segundos...
Te felicito