viernes, 26 de febrero de 2010



En la ventana de tu sombra
por dónde se desliza, íntima,
la luz ,
entorno mi cuerpo desnudo
esperando tu marea.
En la orilla del atardecer,
cuando izas tu risa como una cometa,
y las chimeneas atan lazos de humo
a su hilo de luna,
yo seré, lo que tu quieras que sea.
Cuando vengas a buscarme
con el viento de tus dedos,
y me des-duermas contigo
en la noche de tus ojos,
Entonces…
mientras sea tuya, no me despiertes,
Aunque el mundo se apague por completo.

6 comentarios:

Dafne dijo...

Precioso! ¿qué mas puede desear tú?


besos

El Éxodo dijo...

...y que el mundo se apague por completo.

Abrazos.

eva pardellas dijo...

es precioso!!!!....y qué mejor momento que hoy para leerlo!!!...gracias cielo...un beso enorme!!!!

Neogeminis dijo...

una belleza!!!!...precioso.
Muchas gracias por tus palabras y buenas ondas.

hasta cada rato!

TriniReina dijo...

Porque, hay momentos en que despertar es un sacrilegio...

Un lujo

Abrazos

EDITH OBAID A dijo...

Espectacular, me destroza el alma