viernes, 9 de abril de 2010

Sábados literarios de Mercedes (Diálogo entre zombies)



Des-terrados


-Te dije que no era buena idea Honorato, que igual no encajaban en tu mano los metacarpos del pianista que enterraron dos tumbas más abajo, ¡pero te empeñaste!
Tú y tus aires bohemios de emparentar con la farándula.
-Mira Filomena, los perros del sepulturero están bien alimentados, les chorrea la muerte entre los dientes y vomitan las alhajas siempre bajo el mismo ciprés.
-¡Que asco Honorato, no me cambies de conversación!
A lo bestia, en caliente, no se puede, ¡te lo dije!
-Ellos habitan el día, nosotros la noche. Será para que no se nos cuele el sol por las cuencas de los ojos y se nos sequen las ganas de vivir.
-Pobre Honorato, acércate, deja que te sacuda las telarañas, siéntate aquí donde dice “Propiedad” y déjame que te cuente los dedos.
Quince, Honorato, quince. Una excentricidad que nos va a costar el destierro.
(El muñón desencajado del pianista interpreta malamente “la Patética” de Beethoven)
-¿Oyes Honorato?
¡¡ Honorato!!
No vale hacerse el vivo.
Recoge tus gusanos. Nos echan del cementerio.

20 comentarios:

Susurros de Tinta dijo...

Jajajajaaaa, a Filomena le he puesto la cara de Rosa María Sardá, "Honorato, Honorato, no te hagas el vivo y conestame", ajajja, muy bueno, miles de besosssssss.

Ardilla Roja dijo...

jajajajjaa Desde luego, una excentricidad

Buenísimo Rosa. Que bien lo he pasado leyéndote.

Un abrazo sin gusanos

Ardilla Roja dijo...

Estoy llorando, lo juro. Imagino al manco tocando el piano y a la zombie y es que me meo.

Se lo leeré a mis hijos mañana

César dijo...

Que decrepitud tan penosa la de tus entrañables zombis

alfredo dijo...

Desde el principio y antes de leer los otros comentarios, yo también he visto a Rosa Mª Sardá en ese cuerpo sarcástico con una seriedad irremediablemente divertida.

Ameno, hasta el final, con gusanos incluidos.

Besos.

MAR SOLANA dijo...

¡jajajaja, muy bueno, Rosa!!

Eso de tocar el piano con quince falanges...habría que ver al Honorato enredándose en las teclas un rato, jajajaja...

Tu historia tiene todos los tintes de un buen sainete...

Un abrazo y feliz fin de semana.

PSD: Oye, Rosa, tú de desastre nada, ¿eh?

CAS dijo...

Vaya diálogo entretenido, sin dudas. un fuerte abrazo.

Mimí dijo...

Creo que el tema gusanos resulta muy suculento. ¡¡qué poca imaginación he tenido!!! No sé si es el tercero ya que gusanea por ahí.

Abrazo, me ha gustado la frase final muchoooo

El fantasma dijo...

Magnífico, Rosita de mis amores...
Un diálogo genial. Este me lo llevo pa los guonistas (son muy severos y ya dejaron claras las exigencias: guión divertido entre zombies (eso es. Lo has bordado).
Besillos descarnados, pero con muñón.

José Ignacio dijo...

Menudo pillastre.
Siempre hay quien busca la ventaja.
He comenazado con una sonrisa este sábado.
Buen finde.

El Éxodo dijo...

Ni los muertos pueden estar tranquilos con tanto especulador suelto.

Abrazos.

yonky dijo...

Hay,Honorato,Honorato,queriendo hacerte el vivo hasta de muerto,podrias al menos disimular un poco,ante èste,tu nuevo estado,o me haras regañarte por toda la eternidad?.Ya te adelanto,no lo soportaria,asi como no lo hice antes.

interesantisimo tu aporte,el de este sabado.

cariñitos

Carmen Andújar dijo...

Muy buen diálogo, como dice el fantasma digno de un guión de cine.
me lo he pasado muy bien.
Un beso

Balamgo dijo...

Muy bueno y simpático¡
El pobre Honorato, del quiero y no puedo...
Un abrazo.

Natàlia Senmartí Tarragó dijo...

Rosa !qué desastre de finados, ella y él! pero, mejor quince dedos que cinco para el piano no sombran, será un virtuoso eterno, dando la tabarra.
Honorato, que empeño que telaraña en el ojo, quita, quita.
Bsitoooo y felicitaciones, la risa nunca sobra, ni entre tumbas, digo yo, no sé y que dure.

Dafne dijo...

Genial Rosa... y eso que a mi los zombies me sustan..pero estos no,efectivamente imagino a la Sarda...

Neogeminis dijo...

jajajaja una genialidad tuya este texto tan loco!...me encantó!

un abrazo.

rosa_desastre dijo...

Muchas gracias a todos los que habeis pasado por este cementerio tan especial. Si he conseguido que sonriais, ha valido la pena (por esta vez) cambiar de estilo.
Creo que ha sido un error llamar Honorato al protagonista pues el merito se lo está llevando Rosa maria Sardá y no, Rosa Maria Garcia jajajajajajjaja.
Un abrazo a todos

Tèsalo dijo...

¡Pero, yo insisto en esto de hacer valer mis aptitudes!
¿Habrà sido que en el fondo, no me muero?
Mucho màs, si hubo alguien a mi lado...

Tésalo

Liwk dijo...

Me encanta. Es rematadamente agudo.