sábado, 3 de abril de 2010

Viernes Santo



Ya tiemblan los cirios.
Laberinto de calles aguardan como centinelas
el paso desnudo de los penitentes,
como un rosario de luz callado.
Una azulada vereda se abre a su paso,
y ante El se inclina.
Atardecer de lirios,
Llanto en el aire,
el llamador al borde mismo de su agonía.
Se oye una voz en quebrado rezo
que toca su corazón dolorido,
haciendo su penar menos hondo.
Silencio de saeta,
que solo rompe el crujir del madero.
¡Que Pongan luto al azahar,
que el Hijo Dios viene a morir a Sevilla!

8 comentarios:

Carol Guerra Hidalgo dijo...

Muy bonito.

TriniReina dijo...

Así lo parece cada primavera.

Precioso

Abrazos

gustavo dijo...

d0ña r0sa de l0s desasgtres...
n0 me gusta a semana santa
n0 me gusta l0 que ella c0nlleva
PER0 TRAT0 DE SER RESPETU0S0
dich0 l0 cual, he de decirte que has desgranad0 una preci0sa p0esia...
miles de bes0s...

Anónimo dijo...

No soy nada cofrade pero todo lo que salga de tu pluma, todo lo que expreses, como este poema,tiene tanto tuyo y es tan grafico que he visto entre esos versos al cachorro acercandose a su templo, he oido la saeta y el crujir del madero donde con tanta crueldad se representa el dolor del hombre.
Como siempre...gracias por tu sensiblidad.Besos ´
Ángel.

Neogeminis dijo...

La imagen del Jesús doliente tienen mucho que ver con la angustia de una humanidad que poco sabe y recibe de su mensaje. Si en verdad aplicáramos sus enseñanzas, este mundo sería mucho mejor y el sufrir injusticias no sería moneda corriente.

un abrazo

Maat dijo...

Hola Rosa.

Me ha impactado tu poema hasta el punto de que no encuentro la forma de expresar lo que siento. Es sublime. Gracias por compartirlo.

Un abrazo muy fuerte.

Maat

Susurros de Tinta dijo...

Imposible entender tu poema si no se ha visto al cachorro salir de su capilla, si no se le ha visto mecido por los costaleros, si no se le ha visto cruzar el puente y no te has dejado llevar por la emoción de todo lo que te rodea, un bravo!, silencioso, para tu poema, miles de besosssssss.

CAS dijo...

Por lo que cuentan, es posible que
conmemorar la muerte de Cristo en Sevilla tenga mucho de especial. Tu forma de decirlo, lo ha hecho aun más.
un abrazo de buena pascua