martes, 20 de julio de 2010



Brinda conmigo,
Bebe.
No te importe que se celebra aquí.
La hiel y la miel de un trago.
Que, borrachos, importará poco
si el azahar duró sólo una primavera.

2 comentarios:

EDITH OBAID A dijo...

TE ACOMPAÑO EN EL TRAGO, NADA MAS IMPORTA
ESPECTACULAR TU BRINDIS!!!

Ardilla Roja dijo...

Me gusta mucho tu manera de manejar las palabras. Los malos tragos de golpe y sin paños calientes.

Un abrazo