jueves, 7 de febrero de 2013

"Un segundo de eternidad" micro-relato para el jueves.









El mundo en uno de sus giros la había arrojado en la esquina más inhóspita. 
Hoy tenía que decidir si mantener o no, la vida abierta.
Brindó  por un segundo de eternidad.
-Nunca el azahar duró dos primaveras-

25 comentarios:

Maria Liberona dijo...

Simplemente hay que aprovechar cada minuto, cada segundo que la vida nos da y dar gracias por ello

Tracy dijo...

Nunca duró el azahar dos primaveras, tú lo has dicho.

Cecy dijo...

Que buen micro!!!
Es buenísimo!!!!!!!
Corte y que dice tanto.
La arrojo para brindar por ella, y seria un segundo eterno que recordar.

gracias Rosa, por compartir estos segundos y brindemos por mas momentos únicos.

Un abrazo :)

G a b y* dijo...

A veces tomar decisiones no es fácil. Tu texto breve, tiene el sabor de ese brindis aún en los labios. Lo curioso de la vida es que un segundo, tan solo uno, tenga el ímpetu necesario, para signar una vida.
Qué capa eres escribiendo Rosa!
Besitos!
Gaby*

emejota dijo...

Me uno a ese brindis. Bss.

Lupe dijo...

Así es de cruel la vida algunas veces. Ese segundo de eternidad es de cada uno. Lo que cada uno decida, es respetable. Brindemos para que las esquinas inhóspitas desaparezcan y mantengamos la vida abierta.

Un fuerte abrazo.

Lupe

P.D. Me acuerdo mucho de ti estos días que los telediarios nos muestran como está Sevilla. ¡Paciencia!

miralunas dijo...

ah, què precioso!
chin chin!

un beso

Matices dijo...

Un segundo que se degusta por siempre, un brindis para no olvidar...
Me uno al resto de compañeros, muy buen micro, Rosa

(ese azahar como se echa de menos en nuestras calles en estos días ...)
Besos

censurasigloXXI dijo...

El azahar no, pero la vitamina C de su naranja se quedó en mi cuerpo.

beso y café, Rosa. feliz día.

censurasigloXXI dijo...

Ostras, ¿micro? ¿Tenía que ser micro? jopeeeeeee.

Sani Girona Roig dijo...

Hola Rosa,

Tan sucinto como intenso. Bonito. Perfecto.
Y la frase final, de premio.
Yo no me veo escribiendo micros, pero voy a intentarlo un día -un jueves- de esos. Seguro que es más difícil de lo que parece, ¿verdad?
Un Muac

Carmen Andújar dijo...

Definición perfecta. Hay que aprovechar cada segundo de tu vida.
Un abrazo

San dijo...

Perfecto Rosa, un segundo que es de cada cual, el cómo, él lo verá. Pero si que las esquinas esas, deberian borrarse de cada calle.
Un abrazo.

ana dijo...

Corto pero intenso, lleno. Ya sabes aquello de que lo bueno si breve dos veces bueno. Pues eso.

Besicos.

Juan Carlos dijo...

"Brindó por un segundo de eternidad!. Y en un segundo se fue a ella.
Solo es por dar un toque optimista: el mismo azahar no dura dos primaveras, pero cada primavera brota uno nuevo, ¿verdad?
Besos, amiga.

Lucia M.Escribano dijo...

Intenso, valiente, bello.
La ultima frase es deliciosa...llena de magia tu micro
Besos Rosa.

Pepe dijo...

Decidir si mantener la vida aasbierta es una muy dura decisión a veces. Y no, efectivamente ninguna flor dura dos primaveras, pero tampoco hay dos primaveras iguales, de manera que tal vez si metamorfoseamos el azahar en otro, tal vez pueda disfrutar una nueva primavera.
Un abrazo.

Teresa Oteo dijo...

Conciso y contundente.
Cuánto has dicho en tan pocas palabras!
Ese tipo de encrucijadas no son fáciles, pero son la vida.
Muchos besos!!

Manuel dijo...

Decidiendo que hacer desde donde nos pone la vida. Corto, pero efectivo
besos

Mar dijo...

Parece que no tuvo buen final :(
En cualquier caso,difícil decisión.

Bss.

Toni dijo...

Creo que no se quedó en la esquina :)

Saludos!

Alfredo dijo...

Abierta... siempre está la vida, en una esquina o en la otra, y en cada una de ellas el mismo azahar de cada año.
Bello.
Besos

casss dijo...

...esperemos la próxima primavera a ver qué sucede!

Un fuerte abrazo, no tan breve pero intenso como tus palabras.

Sindel dijo...

Corto, conciso y maravilloso.
Decisiones que se pueden tomar en un segundo o que se pueden dejar para la eternidad.
Un beso.

Rossina dijo...

y yo brindo porque continúe brindando, aunque cueste, aunque a veces no nos salga.
Rochies