viernes, 5 de diciembre de 2014

Este jueves... Vamos a escribir una carta






(Fragmento de una carta de amor)

El buzón de tus silencios está lleno, lo sé.
Si llegara esta carta al precipicio de tus dedos y  se negaran a morir mis palabras entre las grietas del papel que tu arrugarás con saña para desterrarme, quizás si yo gritara traspasando la mordaza del tiempo, despojándome de otoños en los que no nos quisimos, los miedos se quedarían tras la puerta y entonces, entonces…tú y yo ensayaríamos el perdón.

13 comentarios:

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Justificado sería el ensayo
=)

maduixeta dijo...

El dolor se destila entre las letras.
un beso

Carmen Andújar dijo...

Precioso, y real como la vida misma. Está claro que muchas veces duelen más los silencios que las palabras.
Un abrazo

Natàlia Tàrraco dijo...

Querida Rosa, te añoraba.

De nuevo me impregno de tu exquisita poesía en prosa, y me conmueves.

Ensañar el perdón ¿valdrá la pena después del saco lleno de silencios que ninguna palabra, escrita o dicha, puede despertar? Pregunto.
Besos.

G a b y* dijo...

Silencios, culpas y palabras colgadas como de un cordel.
Como siempre, te luces con la poesía que anida en tus textos, lo que hace que leerte, sea siempre un deleite.
Besos!
Gaby*

RECOMENZAR dijo...

Ni siquiera puedo pensar en escribir una carta rodeada de esperas ....
si escribí muchas en mi vida
ahora prefiero la satisfaccion instantánea que ma da el email y el internet
Me ha encantado leerte

Tracy dijo...

Concisa e interesante misiva.

Sindel dijo...

El silencio, el desamor, el perdón, tres palabras acurrucadas magistral y poeticamente en tus letras, que siempre es un placer leer. Me llevas siempre por todas las emociones, en tan pocas palabras has dicho tanto, Rosa.
Gracias por estas perlas que nos regalas.
Un beso enorme.

LAO Paunero dijo...

Muchas veces un papel escrito ha logrado las palabras que no se pueden decir de frente.... Saludos Rosa....

San dijo...

De tan triste desgarra, pero cuanta belleza en la forma Rosa. Siempre emocionas.
Besos.

Juan Carlos dijo...

Uy, esa carta debería vaciar el buzón de los silencios, o caer por el precipicio de sus dedos y, efectivamente, intentar el perdón.
Conmovedor, amiga. Besos.

Alfredo dijo...

Un texto inmaculado. Una súplica vital para la esperanza.
Estimulante.
Besos

Mar dijo...

Espero que no la arrugara antes de leer tan sentido contenido. Es triste que una relación muera sepultada en el silencio.

Bss.