miércoles, 18 de marzo de 2015

Este jueves un relato desde la ventana





Ya está viejo, salió sigiloso por la ventana, yo le vi atravesando los tejados, recortando su figura al rojo transitar de la tarde. 
Aún no ha vuelto.
Mientras le espero alerta, conjugo el canto de los grillos con las voces de la calle. Pinto de azules todas las sombras,  la de las casas cerradas, la de los niños que no ríen, la de los amantes que  se niegan… brota del amor roto un grito azul que calla el eco del cascabel.
Llega apaleado y gacho, el pelaje maltrecho, la mirada perdida, negro, flaco, torpe, arrastrando sus siete vidas. 
Mi gato maúlla largo y lejos y para que no le riña, se queda en el alfeizar tragándose las estrellas.
Al otro lado de la ventana las chimeneas escupen humo…será por eso que es de noche.


26 comentarios:

Montserrat Sala dijo...

Querida Rosa: tu relato escrito de a una forma efectiva y brillante, me ha gustado mucho. Te ha salido bordado.
Recibe un montón de besos y abrazos.

LAO Paunero dijo...

Muy lindo tu relato Rosa... tiene mucho contenido e imaginación. El gato podrá tener siete vidas, pero por lo que pinta tu narración, van en decadencia..

Lola Barea dijo...

Hola Rosa, desde el blog de Gaby he pasado a leerte y me ha encantado tu relato, así que con tu permiso me quedo por aquí, te sigo.
Un abrazo.
Lola Barea.

Carmen Andújar dijo...

Esos gatos que salen de rondeo y nos hacen pensar que no los veremos; pero siempre regresan a esos tejados donde nos gustaría hacerles compañía.
Muy bonito.
Un abrazo

maduixeta dijo...

Los gatos y sus rondas nocturnas.
precioso relato, me encanta.

una lluvia de besos

San dijo...

Rosa, Rosita no podia ser de otra forma ese paseo gatuno, Sera por eso que es de noche...
Todo lo bueno, Besos.

Fabián Madrid dijo...

Me gusta como tu gato se traga laas estrellas.
Un beso.

Yessy kan dijo...

Que lindo relato. Muy ingenioso, Rosa. Me ha encantado tu gato arrastrando sus siete vidas.
Un beso

Tracy dijo...

Las noches gatunas están muy bien reflejadas. Muy original tu relato.

PEPE LASALA dijo...

Muy buen relato Rosa. Un fuerte abrazo y buen fin de semana. @Pepe_Lasala

Charo dijo...

Pobre gatito, yo creo que debe dejar ya de salir de ronda y quedarse en casita calentito viendo la tele...
Estupendo relato Rosa!
Un beso

Sindel dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Sindel dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Sindel dijo...

Qué sería de los gatos sin esas escapadas nocturnas. Sin esa búsqueda de su identidad, que tanto los caracteriza.
Y esa escapada está enmarcada en un texto maravilloso, un relato poético de la noche a través de tu ventana.
Precioso aporte Rosa!
Un beso!!!

Leonor dijo...

A veces quisiera ser gato y atravesar tejados. Me ha encantado Rosa, siempre me dejas llena de admiración hacia tus letras.

Un beso.

José Vte. dijo...

Hola Rosa, que ternura inspira ese gato que ya no se atreve a traspasar la puerta; la derrota envolviendo sus días de travesuras felinas empiezan a gastarse consumidas entre sus siete vidas.
¡Que maravilla tu manera de narrar!

Un abrazo

G a b y* dijo...

Tu relato atrapa desde el comienzo, una descripción que nos va poniendo en cuerpo y alma a ese gato noctámbulo. La poesía narrativa que aplicas es increíble. Muchas gracias Rosa por tu gran aporte y presencia!
Besos al vuelo!
Gaby*

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Bello relato, acompañamos a ese gato en sus aventuras con retorno.
=)

Loquita Diplomada dijo...

Que linda historia gatuna, me recordó a una gatita que solía escapar por la ventana en busca de aventuras.

Un beso!

Alfredo dijo...

¡Yo quiero ser ese gato! Derrotado, ajado, maltrecho, pero tan bien cantado.

Nino Ortea dijo...

Buenos días, Rosa:
Un gran relato de cómo a pesar de los años uno puede mantener una actitud ronroneante y seguir maullando a La Luna.
Un abrazo, Rosa.

Susurros de Tinta dijo...

¿Y cómo se tragan las estrellas?, ¿queman la garganta?, ahora has picado mi curiosidad, esta noche cogeré un pincel con azul y mientras pinto las sombras maullaré a ver si me trago alguna y así sabré a que saben, aunque creo que mejor tendré una charla con tu gato para que deje de escaparse que ya no tiene edad de ir de D. Juan y me lo cuente él mismo, ¿de dónde sacarás esas preciosas metáforas?, miles de besossssssssssssssssssss

Susurros de Tinta dijo...

¿Y cómo se tragan las estrellas?, ¿queman la garganta?, ahora has picado mi curiosidad, esta noche cogeré un pincel con azul y mientras pinto las sombras maullaré a ver si me trago alguna y así sabré a que saben, aunque creo que mejor tendré una charla con tu gato para que deje de escaparse que ya no tiene edad de ir de D. Juan y me lo cuente él mismo, ¿de dónde sacarás esas preciosas metáforas?, miles de besossssssssssssssssssss

Matices dijo...

Los gatos y si recorrido nocturno que siempre pasa por ventanas y tejados. Y nuestras dudas de donde estarán. ..
Besos, guapísima! !!

Matices dijo...

Los gatos y si recorrido nocturno que siempre pasa por ventanas y tejados. Y nuestras dudas de donde estarán. ..
Besos, guapísima! !!

Juan Carlos dijo...

Muy bonito este relato, me encantó especialmente la actividad de la narradora mientras espera al gato aventurero.
Y el final, sublime.
Muchos besos.