jueves, 23 de abril de 2015

"La despedida"... un relato para el jueves



Tiempo, tiempo, tiempo…
El tiempo atado a la muñeca como un grillete, el pulso prestado, una torpe falsificación de  sístole y  diástole  buscando  alojamiento.
Tiempo, tiempo, tiempo…
Descontando abrazos, aprendiendo rápido, conversando justo, sonriendo tanto, alerta el dolor, los sueños en venta, la prisa al peso.
Tiempo, tiempo, tiempo…
Un disfraz para el miedo, la sinrazón del mañana, el poder del silencio,  la esperanza, las palabras huecas.
Tiempo, tiempo, tiempo…

Tanto tiempo muriendo en la despedida que  no  aprendí a vivir con tu ausencia.

20 comentarios:

Azulia PourToujours dijo...

Muy bonito, me gustó, lo sentí al leerlo. Triste, pero hasta lo triste se disfruta.

Tracy dijo...

Has conseguido que al leerlo me martilleen las sienes con ese tiempo, tiempo, tiempo.
Como tú dices en tu magnífica frase final, no hay que perderlo

Carmen Magia dijo...

Bellísimo y muy, muy bueno.

Un beso

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Un texto que me llegó hondo.
Un fuerte abrazo
=)

Lucia M.Escribano dijo...

Es dificil vivir entre ausencias, el tiempo es el juez más implacable que existe siempre acaba abandonandonos.
Perdona mi ausencia que se prolongó más de lo que deseaba.
Gracias por tu cariño amiga.
Besos para toda la familia.

Sindel dijo...

Ay como llega este texto, este poema en prosa, este tiempo que al leerte es emotivo e intenso.
Me encanta venir a leerte, siempre logras moverme el alma.
Un beso.

LAO Paunero dijo...

Es asì Rosa, muy bien dicho en tu poema. HAY AUSENCIA QUE PERMANECEN.....

esteban lob dijo...

La vida con ausencias, suele tener un pozo profundo que no las mitigan las presencias.

H... (Perla Gris) dijo...

Uffff... tremendo poema... es muy bueno... Hay despedidas que son eternas, pues hay ausencias que nos comen por dentro el alma poco a poco....
Muchos besinos!!

Montserrat Sala dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Montserrat Sala dijo...

Me has dejado de una pieza, amiga Rosa. Tu escrito es muy Bueno.
te felicito y te deseo un feliz fn de semana.

besotes.

Manuel dijo...

Le has dado a vuelta a las despedidas haciéndonos fijar el norteen el tiempo de antes y después de ellas. Buena y original orientacion

Yessy kan dijo...

Una creacion de relato estupendo.
Muy lindo, Rosa.
Saludos

Pepe dijo...

Qué cierto es Rosa que a veces nos instalammos en la despedida y no somos capaces de soportar la ausencia.
Como siemmpre, me gustó y me llegó
muy adentro.
Un abrazo.

Carmen Andújar dijo...

Esa frase final lo define todo.
Precioso Rosa.
Un abrazo

Ame dijo...

Hay ausencias que no son del todo ausentes, permanecen
Un beso

San dijo...

Intenso el sentimiento que provocas con cada frase Rosa. Sentimientos profundos que casi duelen.
Besos.

Juan Carlos dijo...

Es verdad que hay veces que despidiéndose se pierde un tiempo precioso que se podría haber disfrutado a un ritmo de vida normal, pero no, se parece que prefiramos vivir los momentos desesperados de una despedida.
Besos, amiga.

Max Estrella dijo...

Precioso y sencillo...no hace falta decir más...ni se puede decir mejor en tan pocas letras...
Besos y gracias.

RECOMENZAR dijo...

he leido todos y el que mas me gusto es el tuyo porque es corto y claro