lunes, 25 de mayo de 2015

Caricia... Palabra 22 de 53 propuesta por Sindel



No lo sabe más que el silencio,
cuánto pagué por una caricia.
El trueque no dio resultado.
Me ofrecí por entero, tan pobre,    
a cambio de un sentimiento tan caro.
El amor duró poco,

pero la deuda… es para siempre.

14 comentarios:

andy dijo...

beautiful blog kisses

Sindel dijo...

Ya sabía que te iba a leer y me ibas a tocar el alma, como siempre!
Hay caricias que cuestan muy caras, que quedan tatuadas en nuestra memoria y se llevan todo lo que poseemos, pero no importa siempre vale la pena haberlo intentado.
Te agradezco mucho que hayas participado, es un lujo tenerte en mi propuesta.
Un abrazo inmenso.

Ester dijo...

Uff! Emociona, sacude sentimientos. Un abrazo Rosa

Montserrat Sala dijo...

Si que es vedad Rosa, que las caricias, muchas veces reultan de un caro imposible de pagar.
mejor unas caricias menos relevantes.

Una entrada de las llamadas "delicatesen". Una pasade leerte.

Ilesin dijo...

Una caricia que no deja indiferente, que deja huella en el alma como un tatuaje.
besos

Ilesin dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Carmen Magia dijo...

Quizá esa deuda no sea para siempre.

Es hermoso y triste tu poema.

Muchos besos

Musa dijo...

Tremendo pellizco en el corazón.
Mis felicitaciones por tanta belleza.
Un beso

Carmen Andújar dijo...

Tienes razón, las caricias son caras de dar, es casi un privilegio.
Precioso como siempre Rosa.
Un abrazo

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Las transacciones comerciales nada tienen que ver con los sentimientos.
Un abrazo!

Tracy dijo...

Las caricias de verdad no deben tener precio.

Marta Nidia Ioele dijo...

pena siento por aquel ue no supo valorar el amor de una caricia, pero con el tiempo sera recordada, porque queda grabada en el alma. Un placer leerte.
Un saludo marta

Yessy kan dijo...

Precioso, emocional y contundente esta caricia. Cierto es como dicen los compañeros, tiene mucho poder tu poema y toca el alama.
Besos

Fanny Sinrima dijo...

Hola, Rosa. Me gusta que hayas buscado esa otra versión sobre caricias, porque es cierto que las hay hipócritas, interesadas, que causan dolor una vez descubierto el engaño. También hay caricias que se dieron generosamente y no tuvieron respuesta.

Un abrazo.