miércoles, 19 de agosto de 2015

Frase de cine para el relato de jueves







La última toma

No podría pasar otra noche en vela, tanto ser otra, me está matando.
Por las grietas de la ventana se cuela el aire imitando el llanto de un niño. A mi ya no me quedan nanas.
Mi latido se  oye al otro lado de los muros de ésta realidad de atrezzo.
Cierro los ojos para dejarme morir.
El director me acerca una taza de café.
Es la última toma.
Apuro el veneno sin que se note que verdaderamente es el fin de mi obra…
Siempre hay un idiota que no sabe de qué va la película  y aplaude diciendo: “Nunca había visto a nadie morirse tan bien. ¡Qué irse! ¡Qué apagarse!"  
Las ambulancias amortajan  las sirenas.
¡Corten!


15 comentarios:

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Tiene una cierta ambiguedad. ¿Habrá aprovechado la escena para matarse de verdad?

Marta M. dijo...

Hola: Acabo de descubrir tu blog y me gusta mucho la variedad de temas que tratas en relación con los libros. Me gusta este reto de introducir una frase de cine en el relato. En este momento tengo un blog dedicado a los jóvenes y nuevas tecnologías que te invito a visitarlo: http://cativodixital.blogspot.com.es/ . Si quieres seguimos en contacto. Yo ya me hice seguidora de tu blog.

Alma Baires dijo...

Me gustó esa sutileza del final, ese dejar suponer, del decir y no... realmente bueno, muy bueno Rosa.

Un beso.

* dijo...

Es lo que tiene la ironía de la vida. La realidad supera ala ficción. Nos lo montamos de tal manera que o hacemos drama o hacemos comedia. ¡Qué más da al final!, piensan much@s.
Y, en medio, de la escena, aparece la verdadera cara de la actriz. Y sí, las sirenas se amortajan a la orilla de la vida.
Muy sutil, ambiguo... pero certero.

Besos grandes

Neogéminis Mónica Frau dijo...

jejeje muy bueno!... nos mete rápidamente en esa situación en donde el drama ficcional en el que se ambienta el relato se mezcla con el de realidad que sí se narra. El detalle de la frase desubicada del que festeja la actuación es todo un logro!
Un abrazo

Mirella Denegri dijo...

Un Oscarrrr por su maravillosa actuación!! dijeron en Hollywood, pero nadie fue a recibir el premio..
Demasiado bueno tu corto relato...bss

MOLÍ DEL CANYER dijo...

Dura vida la de la actriz, un relato ambiguo en el que puede morir el personage y la actriz. Corto, precioso e intenso.

MOLÍ DEL CANYER dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
MOLÍ DEL CANYER dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Tracy dijo...

¡Qué bien has pergeñado el relato!

Charo dijo...

Genial el doble sentido de la última toma. Es increíble como has encajado una frase cómica en un contexto tan dramático. Muy bueno. Muchas gracias por participar. Un beso

ReltiH dijo...

FULLL CREATIVIDAD!!!
ABRAZOS

Pepe dijo...

¿Realidad o ficción?. Yo diría que ambas cosas. Mezclas el drama cinematográfico con el drama humano y le das un toque tragicómico con ese espectador que no sabe que está asistiendo a una muerte real. Siempre me pregunto de qué fuente bebe tu inspiración.
Un fuerte abrazo, Rosa.

ibso dijo...

¿Realidad o ficción? Esa es la cuestión.
Solo los mejores logran hacer parecer real lo que es mera ficción, aun cuando el espectador (o lector) sabe que todo es fruto de la inventiva de una mente.
Me ha perecido muy bueno tu relato.
Un saludo.

Juan Carlos Celorio dijo...

Compartimos frase, pero no tema. Tremendo ese final, que me recuerda a las lágrimas en los ojos de los payasos que hacen reír. El show debe continuar.
Inesperado e impresionante resolución del reto.
Un abrazo muy cariñoso.