jueves, 17 de septiembre de 2015

Este jueves: "Mirando un retrato"




Las Mujeres del burdel
Edgar Degas



Madrugada.
Tres mujeres descontando horas a las caricias huecas.
La mirada perdida, la piel prestada,
los sueños en venta a la espera de un amanecer despintado con carmín.
El trasluz ajado de las cortinas de terciopelo,
la desnudez del cuerpo, la coraza del alma,
el manual de pecado olvidado sobre la cama,
la vida tiritando bajo la manta,
el amor sin nombre, el cansancio sin queja,
el placer que pasa de largo, el asco y  
la costumbre cosida a la cera del  semblante…
Tres mujeres que se entregan a la tristeza sepia del artista.
Malvive la esperanza.

Amanece.

19 comentarios:

Ester dijo...

No puede haber placer si hay asco, has elegido un cuadro de los mas desconocidos con mujeres como la mayoría de los del autor y sin embargo no las quería demasiado. Un abrazo

Tracy dijo...

El cuadro es para hacer un estudio psicológico del trío que aparece en él.

Sindel Avefénix dijo...

Tremendo texto, doliente, sobre una realidad tan cotidiana como la vida misma. En tus letras hasta el dolor de esas mujeres se convierte en una melancólica y lastimera prosa poética.
Un placer leerte, disfrutar de tus palabras que (no me canso de decirte) siempre me estremecen.
Un abrazo enorme.

Mirella Denegri dijo...

Plasmaste la vida en una de sus facetas mas crudas...mujeres que buscan en contenedores emociones escondidas...pero aun asi es vida....besos

Juan Carlos Celorio dijo...

Qué bueno Rosa, malvive la esperanza, amor sin nombre... llenaste el relato de frases llenas de sentido, matices, emociones.
Como es habitual.
Un cariñoso abrazo.

Carmen Andújar dijo...

He visto cuadros de Degás; pero éste lo desconocía. La misma pintura parece que hable y tú has captado perfectamente sus palabras.
Un abrazo

Charo dijo...

Yo tampoco conocía este cuadro de Degás...tu descripción como siempre dando en el punto justo, en el asco y la miseria de las tres mujeres que nos muestran una parte muy cruda de la realidad.
Un beso

MOLÍ DEL CANYER dijo...

Aunque me gusta Degas desconocía este cuadro, tu descripción triste y cruda, la realidad de aquellas que se dedican al oficio más antiguo de la humanidad, y realmente cuando el placer no es placer este se torna en asco. Melancólico pero precioso. Un beso.

Max Estrella dijo...

A pesar de la crudeza con que relatas, me han encantado todas y cada una de las frases que utilizas porque tienen una increíble fuerza pictórica y reflejas perfectamente ese hastío vital y esa desesperanza de una muy dura realidad. Perfecto.
Besos

* dijo...

Frases elocuentes, no demasiado largas pero con la fuerza más que necesaria para transmitirnos esa "desvida".

Besos.

Neogéminis Mónica Frau dijo...

"el asco y
la costumbre cosida a la cera del semblante" maravilloso!! qué bien has descrito ese ambiente, ese hastío, esos personajes. Genial, como ya es costumbre, Rosa.
Un besito

Yessy kan dijo...

Este cuadro, como muchos son un homenaje a la mujer. A pesar que la prostitución es una vida llena de maltratos, sin sabores y tristezas, las prostitutas que el pintaba parecían felices, tranquilas, serenas. Tu relato describe a la perfección esa vida tan cruel y difícil.
Beso

ReltiH dijo...

UFFFFF. TREMENDO TEMA, MUY POÉTICO!!!
ABRAZOS

Pepe dijo...

En tu poética descripción, has vuelto a pintar el cuadro Rosa. Cada frase es una pincelada que va resaltando el hastío, la desesperanza, el asco, la triste rutina, que se apoderó, hace tiempo, de la vida de esas mujeres.
Un fuerte abrazo.

H... (Perla Gris) dijo...

Uffff... he sentido un escalofrío al leerte... un texto corto pero contundente que nos muestra la realidad de una vida, de una profesión... de un sentimiento...
Concentras mucho en pocas líneas y eso muy poco saben hacerlo y que llegue tan profundo como llegas tú siempre... Enhorabuena...
Besines!!

casss dijo...

Dos pinturas: la tuya y la de Degas.
Ambas coincidente en la sensación que nos dejan.
La tuya siempre llena de poesía...
besos

Carmen Magia dijo...

Bellísimo... Un buen retrato lo que has conseguido con tus letras.

Muchos besos

RECOMENZAR dijo...

escribir creando
maravilloso
lo que las letras del alma
pueden crear

Nino Ortea dijo...

Buenas tardes, Rosa:
Un gran relato en el que tu uso de palabras llenas de significado substituye al vacío de la espera que refleja el retrato.
Muchos nos limitamos a mirar un cuadro, algunos lo llegan a admirar con criterios artísticos… muy pocas personas lo animan con palabras llenas de vida, aunque hablen de vidas truncadas por una realidad que las convierte en vertederos del deseo ajeno.
Un abrazo, Rosa.