jueves, 20 de julio de 2017

Mi miedo y yo...Relato de jueves








Me voy haciendo mayor, lo dice la sombra encorvada de mis huesos.
Me empeño en ordenar mis pensamientos cada mañana porque tengo miedo a despertarme y no ser capaz de razonar, miedo a perderme en mi misma, de que mi mente sea sólo el descampado dónde brillan las luciérnagas.   
Tengo miedo de que el olvido me deshilache los sueños, miedo de la soledad poblada que conforma a los viejos condenándolos a no entenderse.
Es el miedo, lo sé, el que enturbia mis ojos de agua mientras reescribo las páginas de la bitácora del tiempo, reinventándome cada día…mientras respire.

15 comentarios:

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Quizás ese sea uno de los más grandes temores: llegar a la vejez en forma achacosa, perdiendo la lucidez y el primario sentido de saberse uno mismo. Breve relato con fuerza contundente.
Un abrazo

Campirela_ dijo...

Ese miedo que describes me da la sensación que es generalizado , todos tenemos miedo a la vejez , la soledad y sobre todos al deterioro ya no sólo en lo físico sino en lo mental , pero debemos superar todos esos miedos y aceptar la vida y vivirla de la mejor manera posible , una de ellas es hacer aquellos que nos guste y nos haga felices .
Un abrazo y un buen día .

Ester dijo...

Mientras respiremos gocemos de aquello que nos rodea, lo que tenga que ser será. Un abrazo con muchas ganas

Roxana B Rodriguez dijo...

¡Hola! Un miedo horrible el que planteas, de llegar a la vejez sin la lucidez mental suficiente como para disfrutar de la vida.

Muy bien contado

¡Un abrazo!

Carmen Andújar dijo...

Real como la vida misma amiga, son miedos que tenemos todos y que tenemos que aprender a vivir con ellos.
Me gustó.
Un abrazo

MOLÍ DEL CANYER dijo...

Es que eres única amiga ¡que belleza de escrito! Y eso que el miedo al deterioro mental es algo compartido, pero tu le has dado un toque....Muy bueno, besos.

Charo dijo...

Creo que a medida que vamos cumpliendo años vamos cambiando también de miedos. Cuando eres joven, el miedo que tú planteas ni siquiera se nos pasa por la cabeza, sin embargo es uno de los más generalizados entre la gente adulta.
Como siempre, lo has contado de una forma muy bella e intensa.
Un beso

Ame dijo...

Creo que es un miedo recurrente que en algún momento tenemos todos, quizás es más vivir el presente y aceptar lo que venga
Mi beso, Rosa

Montserrat Sala dijo...

Hola Rosa: Este es un miedo tan generealizado, que asusta y aterra al mas jovial y alegre de los mortales;la incapacidad física e intelectual.
Decía un sabio, que no se puede medir lo malo hasta que lo tenemos encima.
Entonces tedremos que buscar la mejor manera de solucionalo.
muy hermoso este post. Beso.

Yessy kan dijo...

Hola, Rosa
Que lindo texto sobre la Gerascofobia. Los cambios en la apariencia, salud de estas personas los horrorizan y les afecta su calidad de vida. Muy bien elaborado.
Abrazo

Pepe dijo...

Hola Rosa. Hemos coincidido en el miedo al deterioro mental, a aquel que convierte nuestra memoria, nuestros recuerdos, en una bruma densa en la cual es difícil caminar. Más que al deterioro físico, es a éste que nos aniquila el raciocinio al que le tengo pavor.
Gracias por sumarte a mi convocatoria.
Un fuerte abrazo.

pikxi dijo...

Un miedo natural a algo terrible.
Un saludo.

Mar dijo...

Rosa, disculpa que llegue tan tarde. Me gustó leerte. Muy bueno tu texto, fuerte, rotundo. Me encantó la imagen de las luciérnagas. Un abrazo

Esther Planelles Arráez dijo...

Mucha gente teme a la muerte sin darse cuenta de que la vejez, con todos sus olvidos, es la verdadera enemiga.

Un abrazo.

San dijo...

Cruel el tiempo que llega y cercena, pero aquí estamos en pie haciendole cara. Vivamos el día que nos toca y lo demás ya se irá viendo.
Besos Rosa poeta.