martes, 18 de diciembre de 2018

Descansa en paz, amor, amigo, padre, compañero...



Arañaré la escarcha de la ausencia
hasta llegar al calor de los días felices.
Yo seré el sístole y el diástole que desahuciaron de tu pecho,
latiré para mantener vivo tu recuerdo.
En el laberinto de los días, encontraré una salida que no duela,
engrasaré los instantes del reloj que compartimos
para que nunca se pare el eco de tu risa.
Por los abrazos y las palabras que se quedaron a mitad del camino,
por los reproches y los proyectos que abortaron en silencio,
por el amor que meció la cuna de nuestros hijos y nuestro nieto,
mereció la pena caminar juntos durante cuarenta años.
Por el futuro imperfecto sin conjugar,
por las plegarias al Dios de lo posible
para que nos perdone la torpeza 
de no haber sido más felices.
La nana del tiempo me librará del dolor, compañero,
dormiré tus sueños y los míos con los ojos bien abiertos,
no sea que la tristeza me coja desprevenida
sin tiempo para guarecerme del arco iris.
Hoy aún la tormenta grita hacia adentro.



10 comentarios:

Tracy dijo...

¡Vaya!, cuánto lo siento compañera y amiga.
Me has emocionado con tus palabras, en estos momentos sobran las palabras sólo puedo abrazarte con toda la ternura que me es posible.

Ester dijo...

Entrañables palabras, sentimientos abiertos. Siento mucho la perdida y te mando un abrazo con todo mi afecto

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Mi más sentido pésame, Rosa. Intensas y auténticas tus palabras transmiten toda tu emoción y tristeza. Un fuerte abrazo

Albada Dos dijo...

Perder al compañero ha de ser un momento horrible. Te acompaño en el sentimiento. Son versos de amor y complicidad en verdad preciosos.

Que él descanse en paz, y tú puedas seguir queriéndole, en ramos de recuerdos. Un abrazo

Juan L. Trujillo dijo...

De esa tormenta que grita hacia adentro, un poema hecho relámpago nos desgarra los sentimientos.
A los demás solo nos resta callar y lamentar sinceramente la pérdida.
Un beso.

Charo dijo...

Siento mucho tu pérdida. Le has dedicado unos versos preciosos llenos de sentimiento. La escritura te ayudará a superar estos difíciles momentos.
Un abrazo y mucho ánimo!

Juji dijo...

Rosa, querida...

Jeronimo García Jorquera dijo...

Que te acompañe el calor, el recuerdo de los días felices. Un abrazo.

Musa dijo...

Un abrazo silencioso Rosa.

Montserrat Sala dijo...

Buenos dias Rosa: Voló, como los pajarillos cuando llegq el otoño. Pero no se ha ido porque su recuerdo pernecerá vivo en vuestros corazones por siempre. UN beso con dolor de ausencia.