miércoles, 18 de febrero de 2009


Hoy no quiero mirarme en el calendario,
mejor no saber el día de mis ojeras,
mejor, no ajustar el dolor a mi horario.

2 comentarios:

El éxodo dijo...

Duele el tiempo.

Un beso.

mardelibertad dijo...

si el tiempo es dolor, vivamos el día a día, el hoy
Saludos