lunes, 2 de febrero de 2009

Una lluvia de versos para La Avellaneda


El acto ha tenido lugar bajo una cortina de agua, pero hemos leído el testamento de La Avellaneda y cada uno de los veinticinco asistentes ( en "la hora punta") han recitado algún poema de la escritora.

Al acto han asistido:

Rafael Gómez de Avellaneda descendiente directo de Gertrudis, con su mujer e hijos. Representantes de la Asociación Gertrudis Gómez de Avellaneda de Constantina (lugar donde nacio su padre)

Representantes de El Baratillo Joven

Poetas de la Asociación Cultural y Literaria La Avellaneda.

El Mundo y el ABC se hacen eco del homenaje.

1 comentario:

El éxodo dijo...

Je! en la foto estáis geniales. Si la Avellaneda hubiese podido levantar la cabeza se lo hubiese pasado -seguro- de muerte (nunca mejor dicho).

Abrazos.