martes, 24 de mayo de 2011

Relato de jueves: "Tres personajes en busca de una historia"



La herencia

El traje de Sebastian olía a alcanfor, las solapas raídas, los botones de la chaqueta desigualados, y en el bolsillo un pañuelo doblado en cuatro partes de aristas amarillas.
Cecilia, también había sacado de su armario las mejores galas, aquel vestido floreado que estrenó en su tornaboda y que hoy le estallaba en la cintura.
La ciudad los engulló a penas bajaron del tren. Las calles tan largas, la gente tan de prisa, las casas tan altas… allí les había citado el notario para entregarles una herencia.
Habían hecho cábalas y de las cábalas, preguntas y de las preguntas, dudas.
Se negó. Mil veces se negó y por no transgredir la norma, puso su huella dónde decía “firma conforme”.
Volvieron al pueblo con el camello.

17 comentarios:

San dijo...

Después de arreglarse tanto, de hacer un viaje a la ciudad,!un camello!, bueno pues para adornar el portal de belén, jajaja,
Genial Rosa.
Un abrazo

MARU dijo...

Tanto cavilar, tantos planes... para una decepción. Cosas de la vida.
Besitos

Natàlia Tàrraco dijo...

Jajaja, es de mal montar ese bicho, tiene mal humor, malos dientes amarillos, pero se llega muy lejos con él, no necesita gasolina y bebe poca agua.

Dudo que la pareja de abueletes les aproveche esta mascota. Hay herencias que se las traen.

Me he intrigado, primero, me gustó tu descripción del vestuario, la atmósfera de la ciudad...y ese final, muy bueno Rosa.
Besitos.

Balamgo dijo...

La vida es así...pura incógnita.
Gracias por la visita y amables palabras.
Saludos.

Ardilla Roja dijo...

jajajaja Ay! qué arte tienes, Rosa.

Me ha encantado.

jose francsico dijo...

Me ha gustado este claro ejemplo del estilo literario del absurdo que no creo que Mihura hubiera superado.

Persevera en el.

Plas, plas, plas.

J. F.

Primavera dijo...

Pobrecillos, no tienen mucho y menuda herencia que les ha tocado..con este herencia ya no necesitan subirse al tren. van a lomos de singular camello..ja ja ja .
Genial relato.
Primavera

Any dijo...

Un camello? Ahjajajaj! Me encantan los camellos! No sé si me haría gracia que me lo dejaran como herencia, supongo que esperaría otra cosa ... pero lo prefiero antes que un burro por ejemplo. Eso hubiera sido mucho peor.
Muy bueno
un abrazo

Neogeminis dijo...

jjajajaja esa herencia sí que no se la esperaban! jjejejee...y se fueron hasta allí, vistiendo sus mejores galas! ajjaja
Buenísimo!
Un abrazo!

alfredo dijo...

Ya no sé, si a los relatos de estas convocatorías, hay que contestar en función de la calidad literaria en si misma o por el contenido vital de la historia que se cuenta.

Yo, particularmente prefiero hablar del relato, su construcción, su síntesis. La historia, hablará por si sola si todo lo previo esta bien resuelto.

Y es la historia la que queda, dejando en segundo lugar el estilo, que es en definitiva el que la ha hecho creible.

Este divague, que podría haberlo dejado contestando a cualquier otro relato, lo dejo aquí, porque leyéndote, parece tan fácil...

Besos

maria jose moreno dijo...

Huelo ese alcanfor y participo de sus diatribas y no me esperaba lo del camello. Mi querida Rosa, disfruté de tu micro y de todo lo que voy leyendo, creo que será un excelente jueves.
Besos

Verónica Marsá dijo...

Hoy en lugar de comentario te hago un par de preguntas, dudosa estoy, amiga, y espesita como el café!

Camello de animal o de los otros?

Qué es tornaboda?

Besitoooo.

Manuel dijo...

casi nos pones dentro de los zapatos de Sebastian y cecilia, menos mal que es un relato y no tenemos que llevarnos tambien el camello, jajajajajaja
Un beso

CAS dijo...

Sabes que soy tu admiradora, más que tu seguidora (que también lo soy) así que una vez más tus palabras sintetizan una historia con un final sorprendente y esta vez me voy con una sonrisa total y un paseo en camello, no me gustaría perderme de eso!!
besos

Ceci dijo...

Que genia Rosa! Como me gustan tus historias. A quien se le hubiera ocurrido un camello dejar por herencia, bueno...se ha visto en alguna pelicula lo de dejar un bebe, pero ese es otro tema! Ja!
Yo se que es dificil darle la solidez de una historia completa y bien narrada a unos pocos párrafos, y que bien lo logras.
Besito
Ceci

Juan Carlos dijo...

Del relato, buena historia, nos vas encantando en ella y ... zas, disparatada sorpresa final.
Sobre la historia: deduzco que la pareja son de campo, luego probablemente tengan vivienda con patio y distancias cortas para recorrer. Entonces un camello será un medio de transporte excelente. Y original. Les hará populares.
Un beso, amiga.

Matices dijo...

Llenas de detalle el espacio, de aquellos que cada ocasión merecen y que Cecilia y Sebatian desde su sencillez cumplen... para luego una decepción o tal vez no. No sé, yo prefiero imagenatmelos muertos de risa en la puerta del notario, después "Dios dirá".

Besos