lunes, 24 de octubre de 2011

Voluntad última




Amalgama de aire viciado circunda mi cabeza,
como buitre en el baldío de la noche me despedaza el sueño.
Un pastizal en mi lengua diluye el grito
mientras se estrecha la vida en las aceras.
Tanta costumbre masticando el asfalto,
alienados a la rutina del humo,
tanta sed la que se escapa por las grietas de la memoria
y ese cielo malversado que me cobija.
Torpe pincel de progreso desdibujando la calle,
midiendo los pasos sin futuro,
falsificadores de la luz que ciegan la razón
y se nos muere el tiempo en los relojes.
Respiro la tierra adulterada y me enajena.
Ya no se si amanece desde el agua.
Sólo se que a veces me delata el miedo
y quiero como voluntad última
poder respirar la plata de los álamos.


(Este poema mío ha sido leído por la periodista y escritora Edith Checa, en su intervención como moderadora en la Convención sobre Cambio Climático y Medio Urbano celebrado en Sevilla del 19 al 21 de octubre)

8 comentarios:

Manuel dijo...

Un poema lleno de simbolismos, no me extraña su elección para ser leído en público.
Un besosphole

Neogeminis dijo...

Simbólico y ecológicamente significativo.
Se comprende el motivo de la elección.
Un abrazo.

jose francsico dijo...

Has puesto en negro sobre blanco todo aquello que uno piensa y que desgraciadamente no puede, no ya escribir si no ni siquiera balbucear.

Grito de desesperanza que hago mio.

Han sabido elegir.

Mi reconocimiento.

J. F.

Leonor Montañés Beltrán dijo...

Intenso poema. Lo he leído varias veces y en cada una de ellas lo he disfrutado y lo he sufrido. Perfecta elección. Un beso.

arisenag dijo...

Precioso poema .. gritando con bellas palabras la realidad de lo que nos envuelve cada dia en la calle .. Gracias y un sonoro beso.

Verónica Marsá dijo...

Pues enhorabuena, amiga, si la persona que lo leyó es de merecer...

Me gustaron las metáforas más que los símbolos.

Besito, Rosa.

Matices dijo...

Es que expresa mucho en pocas palabras y no por eso deja de lado una realidad...
Me alegra que haya tenido su sitio...

Besos

Juan Carlos dijo...

Me parece una descripción muy buena, tanto de la contaminación atmosférica como de la alienación que sentimos quienes vivimos en ellas, alienación en el sentido de deshumanización, de hacernos sentir ajenos.
Como siempre, las ideas estan llenas de significados y las tejes dando un mensaje lleno de coherencia. Un beso.