miércoles, 12 de septiembre de 2012

Relato de jueves: "La Ley del Talión"




A lo mejor es que tengo el corazón muy duro, o a lo peor, es que ni siquiera lo tengo.
Dotar de nombre y apellidos a una alimaña, es darle demasiado.
Si yo tuviera poder de parar el aire que respira, de racionar una gota de agua por día para calmar su sed, de tender sus miserias al sol ensartado en un palo en medio del patio de la cárcel, ir requemando cada centímetro de su cuerpo y arrancarle despacio las tiras de piel, que una marabunta de hormigas vaciara las cuencas de sus ojos para que jamás viera la luz…
…Tertulia de viejos en la plaza, así hablaban.
Yo firmo.
A lo mejor es que tengo el corazón muy duro, o a lo peor, es que ni siquiera lo tengo.
Hay una mala bestia que no merece tantas horas en los telediarios.

27 comentarios:

Neogéminis dijo...

Terrible bestia ha de ser para levantar tanto odio y resentimiento!
=(

Un abrazo

Leonor dijo...

Cuánta razón tienes. Es que ese hombre saca de una los más malos deseos. Yo pienso qué haría si yo fuera la madre de esos niños y me lo dejaran para que me tomara la justicia por mi mano.

Qué horror de seres humanos! Ningún animal haría daño a sus hijos.

Un beso

Natàlia Tàrraco dijo...

Pas mal la inventiva, y aún daría para más, la cosa tiene base y da para mucho corazón duro o encallecido de tanto telediario.
Si se pusieran a tiro, ayyyyyy, que ni los famosos suplícios chinos.

La pega es que nunca se queda harto y crea adicción.
Rosita, sublime inventiva la tuya.
Besito mucho.

mariajesusparadela dijo...

Con Franco se vendía "el Caso". Ahora lo ponen en el telediario.
Se llama vender morbo para ocultar el mal gobierno.
Eso sí que es una venganza.

Carmen Andújar dijo...

Si, la verdad es que no merece tantas horas, ni media siquiera.
Un abrazo

miralunas dijo...

quien despierta esa retahila de deseos es una bestia que endurece el corazón, si.

saludos de jueves!

Luis Rodriguez dijo...

Muy creativas formas de torturas, quizás valga la pena estas antes que la exposición en los medios. Tal vez tengo el corazón un poco duro o directamente no tengo. Saludos

José Vte. dijo...

Tanta información centrada en las miserias humanas logra entrar en las propias entrañas de la gente y sacarle lo peor de sus instintos.
Ahora eso si, ese tipo de personas como el que aluden las tertulias se merecen lo peor.

Un abrazo

censurasigloXXI dijo...

No hay dolor que se le pueda aplicar a semejante bestia para que sufra millones de veces a lo largo se su existencia.

Un beso, compañera. Mucha razón.

Cecy dijo...

Concuerdo con mis antecesores, una bestia puede levantar tanto mal sentimiento.

Me sorprendiste.

Un abrazo.

Sindel dijo...

Alguién que engendra tales pensamientos de odio y venganza debe ser realmente una bestia.
Durísimo tu relato.
Un beso.

aris dijo...

Tristemente no solo hay uno .. Son seres ( alguna vez fueron personas.. ya no ) perdidos totalmente..
Y si.. merecen las peores torturas..
Pero ... quién las lleva a la práctica? ..

Un cálido abrazo Rosa

Matices dijo...

Que verdad encierran tus palabras, tan corto, tan escueto y tan tácito... Mucho dolor y mucho enajenado, supongo que desconocen el significado de "amor" y "libertad"...
Besos!!!

Teresa Oteo dijo...

Yo firmo ya mismo.
No puedo concebir que exista un ser así.
Muy bueno, Rosita, no podía faltar esta alimaña en esta convocatoria.
Siento no haber venido antes a tomarme algo contigo.
Muchas gracias por acompañarnos.
Muchos besitos.

ibso dijo...

Los medios de comunicación difunden la porquería, y entre más morbosos o escabrosos son los hechos mejor; y si no, se adornan.
Los que comentan deberían reflexionar: con tales pensamientos de venganza, ¿no se parecen a la bestia que aborrecen?.
Todo acto de venganza nace de un sentimiento de odio. Todo sentimiento de odio nace de una actitud de impía pureza.
Buen relato.
ibso

Pepe dijo...

Pienso como tú que ha cometido el crimen más horroroso que cualquier ser humano pueda cometer, lo cual lo acerca a la condición de alimaña. Pienso que de una forma pasional, desearíamos que fuera tratado de la misma manera, pero nos hemos dado unas leyes y debemos acatarlas. Lo que ocurre es que a veces, estas leyes no son proporcionales al delito cometido. Este hombre no debería salir jamás de la cárcel y debería vivir en ella privado de cualquier tipo de comodidad más allá de lo considerable imprescindible para vivir, pero no será así y aunque sea hallado culpable, dentro de x años estará libre. Desproporción entre el crimen y la pena impuesta, una vez más.
Un fuerte abrazzo.

Fabián Madrid dijo...

Creo que no es cuestión de tener el corazón duro, creo que aun no ha llagado el momento del perdón, por tanto del olvido. Si pensáramos que los ofendidos somos los que realmente sufrimos, cambiaríamos las cosas. Un beso

San dijo...

Demasiado expuesto todo, el morbo servido en bandeja. Somos humanos la impronta vence, pero si dejamos que lo pensado se convierta en real ¿no se ríamos tan iguales a este ser?-
Durísimo.
Como siempre Rosa, ni un pero.
Un abrazo.

Any dijo...

Hay algunos "entes" (porque no son humanos) que no merecen ni siquiera que se los nombre, es cierto.
Y ni haciéndoles el triple de lo que ellos hicieron sería suficiente. El tema es ... quien se encarga, quien se pone en el lugar de verdugo. Imposible ... o no, no sé, pienso y me contradigo. Que difícil.
Un abrazo

Mucha de la Torre dijo...

un beso desde Miami

Esilleviana dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Esilleviana dijo...

La mejor venganza es efectivamente,la que tu mencionas, no hablar de él ni recordarlo, que se muera en el olvido.

Un abrazo

Ceci dijo...

Olvido e indiferencia, ahorran energía y efectivizan más
Exquisita Rosa, no quisiera ser el blanco de tamañas venganzas
Besote

Juan Carlos dijo...

Lo peor es que se convierten en protagonistas, todos le miramos para tratar de entender lo incomprensible y les damos un protagonismo que no merecen.
Besos, amiga.

Gastón Avale dijo...

La crueldad en su punto extremo... A veces eso destruye al propio pensador, alimentando fantasmas muy locos... Excelente historia de jueves y domingo. Un beso

*L* dijo...

Coincido con algunos de los coemntarios en el hecho de que hablar de esa persona que ha hecho daño es engrandecerlo. La mejor venganza, ignorarlo.

Besitossss, rosa.

ana dijo...

me uno a la tertulia de los viejos en la plaza del pueblo, no merecen desde luego tanta presa. Las alimañas tienen que estar fuera de la circulación.

BESITOS.