martes, 7 de enero de 2014

Propuesta de Sindel: 52 semanas, 52 palabras. "CIELO"




A veces me dejo envolver por  ese cielo,
como el que está necesitado de un abrazo.
Me deshago en los atardeceres malva
para llorarte desde los cardos,
para dolerme de tu ausencia,

por si la noche decide apagar de repente la memoria.

9 comentarios:

Sindel dijo...

Doliente y maravilloso poema, un cielo que es refugio, manto de penas, y que seguramente dará nuevas esperanzas.
Un gusto enorme que te hayas sumado con tus preciosa letras.
Gracias!!! Beso enorme.

Carmen Andújar dijo...

Que precioso cielo, igual que tu bello y sentido poema.
Un abrazo

LAO Paunero dijo...

Muy bueno tu cielo, Rosa....

G a b y* dijo...

Qué cielo! bien lo describes: "atardeceres malva". Y será que el atardecer tiene ese toque nostalgioso que nos abarca.
Bien nos has envuelto en cielo y necesidad de abrazo!
Te dejo uno apretadito!
Gaby*

Tracy dijo...

Un cielo- envolvente, ummmmmmmmmmm, no está mal.refugio y

Cecy dijo...

Que necesidad de abrazo, un sentimiento tan inmenso, cuando lo anhelamos.
Por suerte esta el que se deja ver para nuestro ampara.


Un abrazo y feliz año :)

Matices dijo...

El cielo cuando anuncia la llegada de la noche es un espectáculo... y por otro lado anuncia ese fin del día que nos invade a veces de inseguridades...

Un beso!!

Pepe dijo...

A menudo me aferro a ese cielo como si en el pudiera abrazarme a ausencias muy sentidas, Rosa. La memoria hay ocasiones en que no nos permite olvidar.
Un fuerte abrazo.

San dijo...

Un cielo arrebatador en malva, un atardecer en el que las horas se vuelven brujas.
Besos.