jueves, 14 de agosto de 2014

Este jueves, un relato: VIRUS




No es necesario el aislamiento pero es molesta la luz, me molesta la interrogación que se dibuja en los demás cuando me miran.
Aquí puedo calibrar mi deterioro sin que la compasión me acelere el pulso.
Los primeros días mi único síntoma fue el asombro, más tarde, un leve temblor en el tiempo mientras buscaba respuestas,  una ceguera parcial  (algunos lo llaman lágrimas).
Hoy tengo ajena la sonrisa, he perdido el sueño, la coraza de la alegría se me ajusta tanto que estalla en palabras que no te alcanzan.
Mi locura racionada,  niega lo inevitable.
Un nudo en el estómago resultado de tragar la pena, me hace vomitar silencios.
A ratos, el dolor se hace insoportable.
Sé que  moriré un día de éstos.

No hay cura para el virus de la mentira… Y tú, tú, decías que me amabas.

12 comentarios:

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Ese virus no el letal pero causa dolor.

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Un virus que se retro alimenta una y otra vez para intentar zafar! muy bueno!
=)

José Vte. dijo...

Intenso, Rosa, intenso. Este virus no mata, pero cuando la confianza es ciega duele en el alma con una pena que parece no tener cura.
Soberbio como siempre.

Un abrazo

Carmen Andújar dijo...

Si no hubiera cura para este virus, muchos; pero muchos morirían. Demasiadas mentiras, demasiadas.
Muy original tu relato
Un abrazo

Leonor dijo...

Magistral Rosa, qué forma tan preciosa de hablar del dolor que causa la mentira del ser al que le hemos dado todo nuestro ser. El virus del amor no mata pero el del desamor puede hacerlo.

Un beso.

Sindel dijo...

Sublime! Cuán identificada me siento Rosa, he padecido ese virus y juro que he sentido todo eso y tanto más(aunque jamás hubiese logrado decirlo como vos)
Leerte es una experiencia única, me voy de acá plena de emociones.
Un beso enorme.

Charo dijo...

Un virus bastante extendido y que causa unos efectos devastadores en quién lo sufre sobre todo si se trata de temas amorosos, aunque todas las mentiras duelen. Lo has contado maravillosamente bien¡ un beso

Alfredo Cot dijo...

Genial Rosa. Siempre enseñando una emoción nueva, escondida entre nubes. (Y no es mentira...)
Besos

LAO Paunero dijo...

Muy buen relato Rosa. Sustentarse en una mentira lleva al fracaso...

Maria Jose Moreno dijo...

Todo ser, estado o situación que nos infecte nos hace sufrir de uno u otro modo, sea físico o de actitudes, el amor, la mentira, la soberbia, la indiferencia con virus que nos rodean no orales pero sí muy dañinos y dolorosos.Un besote y gracias por participar

juliano el apostata dijo...

en muchas ocasiones, rosa de los desastres, no tiene importancia el cuadro. en muchas ocasiones, lo importante son las pinceladas...mucho más que la imagen que resulta de la combinación de las pinceladas...he dicho...y digo que me gusta más tu relato desgranado en sus componentes, en sus ideas expresadas en frases que el conjunto, estando este, pero que muy muy bueno..he dicho.
medio beso.

San dijo...

Como soy la última Rosa en comentar este virus, solo me nada un, se rompe el alma al leerlo.
Besos.