jueves, 23 de octubre de 2014

Relato de jueves: Noticias en un periódico




Guardaba en el último cajón de la cómoda aquellos papeles cuarteados y amarillentos dónde se relataban los acontecimientos más tristes de su vida. Ella no sabía leer pero repasaba una y otra vez las líneas aprendidas de memoria y miraba las fotografías que ilustraban la noticia.
Perdió a su padre en aquella explosión de grisú en las minas de carbón de Villanueva del Rio, en abril de 1904, la mayor catástrofe minera española con casi  un centenar de muertos.
El drama corría de boca en boca, de esquina en esquina, de pueblo a pueblo, de llanto en llanto, dolor que en ningún periódico aparecería jamás.

La injusticia y el hambre vendrían después mientras los políticos se disputaban las medallas…

(El Correo, ABC, El Pueblo -diario republicano de Valencia- Nuevo Mundo, los diarios de la época, la mayor fuente documental, estaban plagados de noticias erróneas y contradictorias. Apenas nadie ha investigado hasta el momento éste gravísimo suceso)




13 comentarios:

Lucia M.Escribano dijo...

Hola Guapa, tu relato muestra claramente la desidia, la ocultación de la noticia y el tremendo daño que sufren los obreros y sus familiares. Ignorados y abandonados, en pos de proteger al poderoso de turno.
El periodismo, se a convertido en el cubo de basura de los que de una forma u otra parecen tener poder.
Gracias amiga por participar.
Montones de abrazos y besos para toda tu preciosa familia.

casss dijo...

Tú me traes la noticia, que es historia para no olvidar


besos jueverísimos

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Sólo las víctimas directas recuerdan las tragedias después que pasa el primer momento de conmoción. Lamentablemente la gran mayoría de las responsabilidades quedan después diluidas y nunca se llega a saber la verdad.
=(

Tracy dijo...

Está claro que no interesa, como en tantos accidentes que desgraciadamente suceden en la vida, siempre se le echa la culpa al apuntador, ¡sinvergüenzas!
¿Y que no haya periodistas con agallas que lleguen hasta el final de los hechos?

Loquita Diplomada dijo...

Muy conmovedora la actitud de ella, ese repasar la noticia a través del tiempo y su dolor. Lamentablemente muchas cosas quedan en la oscuridad por el simple hecho de que no conviene que la verdad se sepa.

Un beso!

LAO Paunero dijo...

Ésto si que llega hondo Rosa. Muchas veces el periodismo publica lo que "conviene" y pasa por alto dolores que quedan escondidos..... ¡muchos saludos!

G a b y* dijo...

Cuantas noticias quedarán sepultadas bajo informes mentirosos o parcialmente transmitidos!
Una pena, que alguien deba conformarse con una verdad vedada, más si se trata de lo acontecido a alguien tan querido.
Muy bien narrado como siempre Rosa. Leerte es un gusto!
Besos!
Gaby*

Sindel dijo...

Tremendo! Las noticias tapadas, inventadas a favor de los otros y nunca de los perjudicados. La falta de investigación para evitar inculpar a los que producen estas tragedias es moneda corriente en estos días y en todos lados.
Me ha gustado que muestres esto, que se sepa que estas cosas suceden y duelen.
Un beso.

Alfredo dijo...

El dedo en la llaga, pero da la fatal casualidad que el dedo y la llaga son siempre de la misma víctima, con lo cual todo el dolor se queda en casa.
Y para los que mandan como mucho son "unos finos hilillos negros" sin importancia.
Besos

Alberto V. dijo...

Pues has hecho muy bien en sacarlo a la luz. La mayoría no habíamos oído hablar nunca de esta catástrofe. También me puedo imaginar la gran censura de aquella época, y, por desgracia, el poco valor de la vida de los trabajadores. Quiero pensar que vamos a mejor.

Un besote

San dijo...

El tiempo lo cubre todo, esto no será menos. Como buena reportera, nos acercas y recuerdas lo que es una noticia.
Besos.

Juan Carlos dijo...

Lo cual os ilustra a quienes nos quejamos de la prensa actual, que lo anterior no era perfecto. La censura ha dejado en nebulosas muchos hechos que no se dieron a conocer.
Me gustó to toque personal de este jueves.
Besos.

Pepe dijo...

Una explosión de gaa grisú con x muertos. Hasta ahí la noticia. Si conviene a los poderososs del momento, se exigirán responsabilidades, se investigarán las causas,se le dará la adecuada cobertura periodística, se utilizará como arma arrojadiza, si están implicados y no conviene, se difuminará tras un tupido velo y a otra cosa. Siempre ha sido así y, lo que es más lamentable, así seguira siendo.
Un fuerte abrazo.