jueves, 3 de diciembre de 2015

Este jueves, entre bambalinas




Ya no queda nada,
pero mi voz te sigue siendo familiar
allá donde se esconda,
te hace saltar el corazón
por que lo siento a través del teléfono
y disfrazando tu ternura,
suena tu voz a ritmo de olvido.
Adivino tu sonrisa borrada al instante,
tu lucha de segundos,
tu prisa por dejar de oírme
y la calma después para, a solas,
recordarme sin amor, seguramente.
Pero a tu pesar estoy ahí.
Posiblemente, el capitulo de tu novela
que nunca volverás a releer,
sea el que yo escribí en tus sentimientos,
ese que no se borra y que duele
por que cada letra martillea en tu pasado
para herir tu presente. 
Podrás cerrar el libro creyéndome olvidada,
pero perderás el tiempo
por que lo que lo que se escribe con ternura, 
se queda colgado de las paredes del alma  
y su huella, sin doler,  delata al amor.
Es verdad que al mirarnos no nos conocemos, 
que el tiempo,  como araña siniestra, 
fue tejiendo con hilos de desamor
el telón con que cerrar una obra inacabada   
y detrás,  entre bambalinas
dos actores fracasados. Tú y yo.



febrero 1994

(Fijaos en la fecha, hoy rescaté este poema que guardaba en un cajón)

14 comentarios:

Ester dijo...

Que suerte que lo rescataras y lo llevaras a escena, actores de la vida entre bambalinas. Un abrazo

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Quizás por casualidad, o quizás no, el destino ha querido que lo reencontraras, bajo la excusa de buscar inspiración para nuestros encuentros jueveros. Me alegra que ese hallazgo te haya motivado a publicarlo. Un abrazo y muchas gracias por sumarte a mi propuesta. Ya te agrego a la lista!

Mirella Denegri dijo...

...espero no te moleste que copie unas líneas de tu escrito para colocar en mi blog...pero, es el final de una obra que baja el telón...detrás de bambalinas siempre encontramos lo mejor de lo mejor...bss

* dijo...

Siempre digo que nada se tira. Yo tengo textos ahí que no sé si usaré nunca pero no están de más. Es como el saber, que no ocupa lugar.
Bien merecido este rescate. Hubiera sido imperdonable que se escondiera en el cajón.

Un beso muy grande.

Carmen Andújar dijo...

A veces la vida es eso, un teatro y nosotros somos sus actores, que mostramos nuestros sentimientos, a veces encontrados, con reproches o con amor. La vida es eso, tan bien como tú lo has explicado.
Un abrazo

Alma Baires dijo...

Qué hermoso Rosa!!! ...felicitaciones por este maravilloso rescate.

Un beso.

pedro pablo garcia dijo...

Que fuerte tu poema, , precioso, hondo, no sé que decirte, me parece algo genial, hacía tiempo que no leía algo tan bueno. Tengo que releerlo muchas veces. Gracias y un beso Rosa

ReltiH dijo...

GRACIAS POR TRAER ESTE BELLO TEMA!!!
ABRAZOS

Sindel Avefénix dijo...

Me alegra mucho que hayas rescatado esta perla. Un poema hermoso, doliente, de despedida. Hay muchos actores fracasados cuando se baja el telón. Un beso.

MOLÍ DEL CANYER dijo...

Y es que nada de lo que escribimos se debe tirar, son vivencias y sentimientos de otros momentos pero nunca sabes lo que perdura y que nos aportara de nuevo. Precioso poema, besos.

MOLÍ DEL CANYER dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Alfredo dijo...

No sé porqué me sorprendo, si ya hace 22 años contabas así... vamos, como los ángeles.
Besos

Pepe dijo...

Coincido con Alfredo en que si ya hace 22 años eras capaz de transmitir tanto en un poema, no puede sorprendernos tu actual calidad literaria y humana.
Un fuerte abrazo.

Charo dijo...

Por mucho que pase el tiempo, siempre hay personas que sufren por un amor perdido y las cosas bien hechas son intemporales así que tu poema rescatado sigue siendo actual y nos mueve por dentro el corazón. Es muy bello!!
Un beso