miércoles, 23 de marzo de 2016

"INSOMNIO" para un relato de jueves






La luna llama insistente a los cristales. Me duelen los ojos de apretar la noche, de invocar al sueño.  
Vigilia de las sombras que acechan mi cama.
A sorbos me bebo el miedo que nada en el vaso de agua. 
Oigo  como llora la madera de mi armario y como un eco, el crujido suena en la mecedora. 
Balanceo mi insomnio con la esperanza de agotar las horas. 
Fumo mi tercer cigarrillo y el humo dibuja preguntas en las paredes.
Sobre la mesilla de noche, el último libro de poemas, las llaves de la conciencia, los mensajes cifrados de tu recuerdo, la candileja  que alumbra el llanto, la cajita de la rabia, las gafas de no ver, el reloj despojado de tiempo...
Dormir, dormir, dormir... canta el cuco. Cuenta el cuco conmigo las ovejas, cientos de miles que huyen con la alborada de mis ojos abiertos.
La luz se cuela por esta primavera recién estrenada iluminando mi cuarto,  acentuando mis ojeras, alojándose bajo mis párpados sin pedir permiso.
Envejece mi desnudez ante el espejo mientras los fantasmas de tu risa se alejan por el pasillo.

Otra noche hecha cenizas.  

17 comentarios:

Ester dijo...

Las cenizas de una noche perdida son tristes, mejor fuera si las cenizas estuvieran en una chimenea, consumidos los troncos mientras sobre la alfombra dos cuerpos dos copas de vino y el goce por manta. Buenas noches y dulces sueños

Maria Liberona dijo...

Excelente relato, poético, muy tierno y a la vez triste, que me ha dejado con una sensación extraña, quizás de soledad y silencio...

Juan L. Trujillo dijo...

Si esa noche de insomnio ha sido la causante de tan bella entrada, bien venida sea la desagradable noche.
En mi entrada hablo de afilar las metáforas: las tuyas se han cocido al calor de los no-sueños y saben a pan candeal recién horneado.
Tu poema, porque de un poema se trata, me ha trasportado a la realidad de una noche sin sueños.
Enhorabuena y un abrazo.

Carmen Andújar dijo...

Has expresado divinamente lo que se siente al no poder dormir.
Un abrazo

Tracy dijo...

Me ha gustado lo que has escrito, aunque a ti si lo has sufrido maldita la gracia que te hará.

Yessy kan dijo...

Es tan mala experiencia el no poder dormir, pero veo le sacaste muy buen provecho, creando este texto tan poético. =)
Beso

ReltiH dijo...

COMO SIEMPRE, EXCELENTE TU TEXTO.
ABRAZOS

Sindel Avefénix dijo...

Hasta el insomnio se hace poesía en tus letras. Muchas veces he sido cenizas de la noche, pero nunca hubiese podido describirlo así.
Un gusto leerte, Rosa.
Beso enorme.

Pepe dijo...

Hago mías las palabras de Juan L. Trujillo porque no sabría expresar ni mejor ni más certeramente el cúmulo de sensaciones que tu entrada me produce. Eres única Rosa encontrando las más bellas metáforas.
De mayor, literariamente hablando, quiero escribir como tú.
Gracias por sumarte a mi convocatoria.
Un fuerte abrazo.

Charo dijo...

Bonitas palabras para algo tan desesperante como es el no poder dormir y más cuando esa imposibilidad es por la falta de alguien.
Un maravilla, como siempre.
Un beso

MOLÍ DEL CANYER dijo...

Precioso escrito que nos traslada a la soledad y al vacio ¿Porque las cosas nos parecen más terribles en las noches de insomnio? Besos.

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Usaste magistralmente las palabras para describir el insomnio.

Diva de noche dijo...

Hacer cenizas la noche....me encanta esa frase, y aunque hace años no fumo se lo que es pasar la noche mirando las figuras del humo y extrañando...me recordé de esos tiempos lejanos pero muy pegados en mi memoria...ha sido un relato muy degustable en toda su extensión..besos

Maribel Lirio dijo...

Desde luego el final de la sonrisa que produce ese insomnio es sublime.

María Perlada dijo...

Hasta el humo se detiene y pareciera se congelara entre las horas del reloj cuando hay insomnio en la noche.

Me gustó mucho tu relato.

Un beso.

Alma Baires dijo...

Una descripción del insomnio llena de angustia.

Un beso.

pedro pablo garcia dijo...

Precioso relato de una noche de insomnio. Un beso Rosa