jueves, 31 de marzo de 2016

Relato de jueves: ¡Peligro. Primavera suelta!




He gastado todos los ahorros en acristalar la casa, de manera que sea una ventana al mundo pero que el mundo no pueda hacerme sombra.
He mandado afinar el piano, las estanterías están repletas de libros, de colecciones de sellos, de cromos, de monedas, los discos de vinilo cuidadosamente almacenados, los álbumes de fotos antiguas apilados por orden cronológico, la lista de los “estudio 1”  (esas obras de teatro en blanco y negro, que me harán retroceder cuarenta años para disfrutarlos  por enésima vez)
Me voy a permitir todos los caprichos, incluidos kilos de chocolate que pasarán de la despensa a mi cintura cuando acabe mi encierro.
Para que la alegría de la estación se haga presente en mis habitaciones, he vestido de tulipanes  las cortinas, las sábanas, los manteles…
Mañana empieza la primavera fuera de mis dominios.
He declarado la guerra al polen.  Mis armas están afiladas, nada que temer.
La vida respira dentro mi burbuja sesenta veces por minuto.


23 comentarios:

LAO Paunero dijo...

¡te darás un gran gusto Rosa!

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

No es mala idea.
Me gusta eso de darse los gustos para afrontar un medio ambiente hostil

Ester dijo...

Que bien, una buena decisión para poner todo en plan bienvenida primavera. Un abrazo

Diva de noche dijo...

Pues si...llenar de flores pintadas la casa...abrir las cortinas para ver los colores primaverales del otro lado del cristal..y disfrutar la vida sin alergias...que mas se `puede pedir??? ahh!!!!! los chocolates claro...bss

Tracy dijo...

Muy buena idea, jajaja

Tracy dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Montserrat Sala dijo...

Muchas precauciones has tomado, amiga mia. Encerrada dentro de esta burbuja de cristal, no hay miedo, que no te vas a enterar de cuando vaya a llegar el buen tiempo. Y cuando llegue el verano, te vas a asfixiar. Un abrazote

Juan L. Trujillo dijo...

Núnca le dí importancia a eso de las alergias, porque afortunadamente no las padecí, pero leyendo tu entrada, me alegro de mi suerte.
Por nada del mundo sería capaz de disfrutar de un día primaveral junto al mar y rodeado de vegetación.
Por mucho chocolate que tuviera a mi disposición.
Un beso.

Juan L. Trujillo dijo...

Ese :"sería capaz" hay que cambiarlo por: "dejaría de disfrutar".
Gracias.

Yessy kan dijo...

Que buena solución, y que original. Sí que estás bien armada y afilada. Así quien necesita salir como observador allá afuera en plena primavera con todos esos alérgenos volando en el aire. =)
Beso

Carmen Andújar dijo...

No está mal lo del chocolate. Al mal tiempo, vamos a darnos un homenaje.
Un abrazo

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Triste una primavera detrás de cristales, adentro de una burbuja... pero se puede incluso disfrutarla también así.
Un abrazo

Lucia M.Escribano dijo...

Rosa, tu jueves puede ser un buen homenaje para esas personas que no pueden salir de casa, o estan entre cristales en un hospital,hay muchas personas a las que la primavera les llega deformada y acaso sin poder disfrutarla.
Gracias por todos ellos y por llevarte el chocolate, yo me sumaria a tu burbuja sin pensarlo.
jajjajjajja
Abrazos dulce amiga.
GRacias por participar.

Esther Planelles Arráez dijo...

Al mal tiempo, mucho ingenio y buen humor. Es mejor asumir el paso del tiempo que dejar que te amargue el polen o la astenia primaveral. ¡Buen tino con lo del chocolate! ;-)

Un abrazo.

Charo dijo...

Pues si no queda más remedio que atrincherarse en una burbuja, al menos que sea con todos los placeres al alcance...
Me encanta la foto que has puesto, le queda genial al texto!
Un beso

ReltiH dijo...

BUENO, NO SÉ COMO SON LAS PRIMAVERAS, PERO LA TUYA CREO QUE PINTA MUY BIEN.
ABRAZOS

Mag dijo...

Bueno, no pinta mal tu primavera dentro aunque fuera es un infierno, está claro.

Un beso enorme.

MOLÍ DEL CANYER dijo...

Bueno no es mala idea pasar la primavera asi, ya lo dice el refran: a grandes males, grandes remedios. Y mientras no te falte el sol y la luz....pero sobre todo el chocolate. Muy bueno tu escrito primaveral, besos.

Pepe dijo...

¿Y no sería mejor un buen antihistamínico cuando la primavera se ponga muy pesada?.
¿Que es peor la claustrofobia o las alergias primaverales?.
A lo mejor te viene bien cruzar el charco buscando el otoño.
Un fuerte abrazo.

Alma Baires dijo...

Si te funciona me avisas, así evito de llenarme de antialérgicos!!

Un beso.

censurasigloXXI dijo...

Por favos, menudos picores me han entrado ya con leerte...

Por aquí son los olivos y como no hay, jajajaja.

Un beso rosado.

pedro pablo garcia dijo...

Guerra a la primavera. Es otra forma de verla. me ha gustado tu relato. Un beso Rosa

El Portaminas Negro dijo...

Estoy impresionado con lo bien que escribes. Unas entradas preciosas, llenas de sentimiento, verdad y realidad.

Sigue sorprendiendo como lo haces que cuentas con un seguidor más :)

Me haría mucha ilusión que te pasases por mi blog!

http://viveynosobrevivas.blogspot.com.es/

Un abrazo!