sábado, 18 de octubre de 2008


Somos,
dos palabras en ruinas.
Por la grieta de voz descubro
una frontera sin sentido.
No hay culpables en ningún bando.
…Y sin embargo los buitres festejan la herida.

2 comentarios:

El éxodo dijo...

Siempre es preferible alimentarse en el veneno de los recuerdos que de triste carroña. Antes que buitre, ángel de alas cortadas.

Besos.

Angelusa dijo...

Cuando la herida es reciente siempre se pierde la perspectiva. Afortunadamente con el paso de los días (de las semanas, de los meses...) el alma se va recomponiendo.