domingo, 19 de agosto de 2012




Me voy.
Atravieso la calle con la maleta llena y la vida vacía.
Me cansé de estar detrás de los visillos alimentando las horas con las sobras que, famélicas, acabaron muriendo al borde del minutero.
Seguiré escribiendo sonetos a los que siempre le sobrará un verso, torpe aprendiz del vuelo de las palabras, pandorgas sin hilo prisioneras en jaula de oro.
Atrás queda el amante inconcluso de mis noches de hastío, semental huero para preñar mis sueños, última página del libro contable dónde figura el desfalco de las ilusiones escrito con besos indelebles.
Al otro lado de todas las puertas, cuchichea la rabia y la sombra de las tapias es como una guadaña que me despedaza.
Me voy.
Mi huída es aireada al sol como las sábanas de un ajuar prestado.
Arrastro la luz de las aceras desnudando la piedra, la felicidad brota a destiempo como girasol de enero.

14 comentarios:

ana dijo...

irse no sirve de nada si huyes de ti misma, donde estés o donde esté la protagonista de este precioso y triste poema el problema seguirá. Si se huye de alguien puede que sí, de todas formas hay que dar la cara a lo que duele y decir basta.

BESOS.

G a b y* dijo...

Es un precioso y sentido escrito, precioso porque has encontrado las expresiones más viscerales para darle forma y cabida a la huida... no es fácil huir así, dejando una estela de palabras capaz de movilizar al punto de querer, a la par, huir también (más no sea por un rato). De todos modos, lo que sea que duela, lamentablemente, viaja con nosotros.
Besitos y espero que en verdad, no te vayas.
Gaby*

Juan Carlos dijo...

Amiga, te sales de nuevo. Dices mucho en pocas palabras y solo un ruego, no te vayas, no quiero escucharte decir adiós.
¿Vale?
Besos.

San dijo...

La Felicidad brota, si lo hace jamás es a destiempo, para ser feliz siempre es buen momento. Decir adios duele pero a veces se hace necesario. La vida comienza con cada amanecer y amanecer es tan bonito.
Como dice Gaby visceral y descarrador.
Rosa todo mi cariño.

Leonor dijo...

Qué envidia poder expresarse de una forma tan bella. Engrandeces las palabras. Qué maravillosa forma de unirlas.
Un beso y no te vayas.
Leonor

Sindel dijo...

Lágrimas, eso brota de mis ojos en este momento, parece que la protagonista fuera yo, con la maleta llena y la vida vacía y un sinfin de heridas que han provocado y no dejan de sangrar.
Ojalá brote algun día para mi la felicidad aunque sea a destiempo.
Un beso enorme.

casss dijo...

Pues tené en cuenta Rosa,que por acá los girasoles brotan a tiempo en enero.. Es todo relativo. No, algo es absoluto: lo excelso de tus letras.

No te vas verdad????

besos

Neogéminis dijo...

No sé si este texto se corresponderá con tu presente, si te irás de verdad o si te refieres a un cambio en el sentido metafórico. Lo cierto es que no creo que escapar, abandonar lo que se tiene sirva para algo, además, nunca se podrá escapar de uno mismo, y es ahí donde se nos construyen las principales cárceles.

Espero que logres hallar el equilibrio entre lo que tienes y sueñas.

Un abrazo

Natàlia Tàrraco dijo...

A veces queremos, necesitamos hacer las maletas e irnos con los versos a otra parte, sea en sentido literal, o en poético, tenemos derecho a ese marchar, a abandonarnos agotadas, a pedir trégua. Pero cuando nacen girasoles en invierno, es posible que se derramen rosas de los cielos, hay que regar la felicidad ni que sea pasajera, para que crezca. La felicidad eterna es una quimera, la felicidad es un verso, es un instante veliosísimo, fugaz, sencillo.
Acompañada de tus delicadas, intensísimas palabras, se debe encontrar otro camino, basta quererlo y no querer abandonarnos, eso ni soñarlo.
Besito.

Juji dijo...

Si se va de esa manera, aplaudo su decisión. Te ha quedado bordado, con hilo dorado y aguja de plata. Preciosa escapada.
Un fuerte abrazo, Rosa.

Alfredo Cot dijo...

El BULLI también se fue, pero la presencia de su creador lo hace omnipresente. Como Ferrán Adriá nunca te irás del todo.
Tu poesía es más bella y está más viva que nunca.
Alfredo

rosa_desastre dijo...

No, no, no, no me voy!!
Siento haberos asustado... es sólo un relato fruto de la mente calenturienta de esta escritora en prácticas.
Os agradezco infinito vuestras palabras, me siento querida y orgullosa de pertenecer a este grupo.
Un abrazo, jueveros

San dijo...

Rosa !que susto!. No podia ser que dieras carpetazo,! niña que nos dejas desamparados!.
Besitos hermosa.

Pepe dijo...

Una huida hacia donde y, sobre todo, huida de qué. Las imágenes bellísimas, denotan cansancio, impotencia, ganas de salir, de huir, pero queda la incertidumbre del motivo o motivos de esa huida. ¿Qué es ese semental huero impotente para preñar, para llenar tus sueños?. He leido varias veces tu entrada intentando descifrar la causa de esa huida, pero no lo he logrado.
Un fuerte abrazo, Rosa.