jueves, 23 de agosto de 2012

"Fotografía inspiradora para relato de jueves"



Que digo yo, Manolo, que si le gustará a tu madre el regalo…
Manolo como si oyera llover, hace figuritas con el humo de su tabaco de contrabando.
Pronto llegarán al puerto, a penas se pare el bamboleo de este cascarón de lujo, volverán a ser los vecinos anónimos en el bloque de pisos de protección oficial.
Mira el mapa de abordo marcando el itinerario de vuelta con el dedo de negar.
La Gordi ensaya una reverencia para impresionar al capitán en la cena de despedida, luego, a penas a tres pasos, su casa, su ventana que da al norte donde hasta los geranios de plástico se mueren.
Envuelve la taza cuidadosamente. Verona se escapa entre los pliegues de celofán…
No todos los días le toca a una un viaje con los puntos del yogur de macedonia desnatado.

27 comentarios:

casss dijo...

Hasta la flores de plástico se marchitan por allí, pero de seguro este viaje no se lo olvidará nunca y por si las moscas... venga! la taza de Verona y los envases de yogur!!!

besos jueveros!!

Neogéminis dijo...

Bueno!...al menos la suerte hizo que pudieran hacerse un viaje impensado!...eso sí, por lo que cuentas, la mediocridad de sus vidas no se ha visto alterada ni en las flores de plástico de sus macetas!

un abrazo

Juji dijo...

Estás que te sales, Rosa. Me encanta esta historia tan triste, pero a la vez, con ese tono de ironía, que la hace entrañable.
Un fuerte, pero que fuerte, abrazo, escritora.

Matices dijo...

No creo que olviden el viaje, aunque la realidad, como dices, está a la vuelta de la esquina... ¿Yogur de macedonia desnatado? Eso se me pasó...
Estupendo, como siempre...

Besos, (llenos de brisa marina fresquita recién llegada)

mariajesusparadela dijo...

Me ha encantado.
La imaginación al poder en los tiempos de recortes y apreturas.

Juan Carlos dijo...

Siempre detalles geniales, como ese "dedo de negar". Tiene la ternura de esa Gordi y ese Manolo que ya les tocaba ir de crucero, ¡qué caramba!
Besos, amiga.

Marta C. dijo...

Rosa, me ha parecido genial tu relato. Divertido y muy original. Te felicito. Besos.

Luis Rodriguez dijo...

Hasta la flores de plástico se marchitan por allí, parece que coincido con lo genial y acertada de la frase.
Ambos personajes son llamativos y el relato es llevadero y divertido. Saludos Rosa muy buen aporte de Jueves, un abrazo

Natàlia Tàrraco dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Natàlia Tàrraco dijo...

Por unos días, de las flores de plástico a la cena con el capitan, lo que dan los cupones o las ganas de tomar un cafelito con tacita de plata. Comprensible, algo triste, pero que le quiten lo bailado en la pista del crucero.
Creativo, chispeante, genial, para no variar.
Me pido café copa y puro en tu honor Rosa deslumbrante.

G a b y* dijo...

Esos escapes que vienen (o deberían) poner la cuota de relajación a la vida... a veces no alcanza con ello. Pero bueno, siempre viene bien, darse algún gusto.
Hay expresiones en tu relato, que dibujan simpáticamente a La Gordi y Manolo, se sienten muy pintorescos ambos.
Un besito al vuelo:
Gaby*

Mar dijo...

Rediez que suerte ha tenido! :)

Saludos!

Teresa Oteo dijo...

Y las ganas que tiene el Manolo de volver al sofá con el mando a distancia a ver el fútbol!!!
jajaja, muy divertido y real como la vida misma... voy a comerme el activia a ver si me toca algún crucero aunque sea por el Manzanares...
Besos

San dijo...

Romper con la rutina, la Gordi y el Manolo no se lo creerian y como no podia ser de otra forma la taza de recuerdo. Ese dedo de negar arrancará de seguro más tapas al yogur por si el milagro se repite.
Maravilla Rosa.

Cristina Piñar dijo...

Y que lo digas, no todos los días tiene una esa suerte, jeje. Disfrutaron del viaje, ahora solo queda que al destinatario le guste el regalo y adaptarse, de nuevo, a la vuelta a casa y a la cruda realidad. Un beso.

Cristina Piñar dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Leonor dijo...

Qué magnífica forma de narrar una escena tan corriente!. Ese Manolo que se aburre hasta de crucero porque lo que desea es volver a su querida rutina. Y esa pobre mujer ensayando una reverencia, acomplejada por la falta de costumbre de codearse con gente de "clase". Y esa casa tan triste, con geranios de plástico.

Un beso.

Pepe dijo...

Paréntesis en una vida rutinaria, anodina, triste, gris. Vida que tú retratas magistralmente en unas cuantas pinceladas acertadísimas como esa vivienda de protección oficial, esa ventana orientada al norte, esas flores de plástico, ese ensayo de servil reverencia o ese obligado regalito a la suegra.
Me voy a tomar un yogur, a ver si tengo suerte y hago un gozoso paréntesis en mi rutina diaria.
Un fuerte abrazo.

Esilleviana dijo...

:))
Seguro que a la suegra le encantará la taza que compró en aquel souvenirs de Verona y siempre yogur desnatado. Un relato simpático.

Un saludo

ana dijo...

A Buen seguro, la suegra tomará café en esa taza tan bonita para desayunar y merendar, que de eso se trata. Bonito detalle.

BESICOS.

Maria Liberona dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Maria Liberona dijo...

de segura lindo regalo aquella taza de café

Cecy dijo...

El regalo tendrá una linda función, en este caso el detalle cuenta en la vida de estos personajes, que hasta las flores de plásticos marchitan.
Me hizo mucha gracias esas flores.


Un abrazo animado.

Sindel dijo...

Una taza de regalo para la suegra ya es demasiado jajaja
Me gustó mucho la imagen de esos dos intentando fingir lo que no eran.
Excelente Rosa, me divirtió!!!
Un beso.

censurasigloXXI dijo...

No te creas, yo gané pintando un flan un viaje a París y una consola!!!

Un beso, compi!

Valaf dijo...

el final es demoledor. Yo creo que le has dado un remate muy bueno, más que nada porque muestra una especie de cielo rozado con las yemas de los dedos y con ayuda de escalera (aunque sea desnatada). En cierto modo, me ha entristecido algo (me ha venido aquello de los patricios y los plebeyos). Muy bueno!!

PS: A tu hijo le doy la bienvenida al selecto club de frikis "serios", es decir, al de los físicos, jajajaja

Un beso

Dafne dijo...

jejjeje...genial!!!