sábado, 8 de noviembre de 2008

A penas nada


La diferencia entre tus cosas y mis cosas
no es más que una gota de agua.
Apenas nada…
Pero por una gota rebosa un vaso
y deja inservible la sed.

2 comentarios:

El éxodo dijo...

Es sólo una gota de agua la que produce el naufragio. Una minúscula gota de agua la que "decide" si hemos de seguir navegando o quedar varados. Una gota... tan inocente, tan inconsciente, tan insensible... que se puede llegar a confundir con la injusticia.

Abrazos.

Ana Villalobos Carballo dijo...

¡Qué verdad más grande, Rosa!
Qué es una gota,nada y sin embargo cuantos naufragios provoca
¡ay, que colme el vaso si quiere pero que no lo rebose para que podamos seguir navegando.

Un beso que te llegue al corazón

Ana