jueves, 4 de febrero de 2016

Este jueves: "Sesión de peluquería"




¡Te lo advierto, si te pintas el pelo de azul, no aparezcas por esta casa!
Y eso fue exactamente lo que hice. Me lo había puesto fácil.
Colgué el delantal y la vida amarga en el mismo clavo y salí con las manos en los bolsillos y las canas en alto.
Me dí el capricho de entrar en la peluquería más rara y más cara, la de ese peluquero que sale en la tele, excéntrico él, excéntrica yo…  Binomio perfecto para no mirar atrás.
Me dio risa ver como los empleados se disputaban mi cabeza.
Desde entonces soy feliz.
Ya me puedo morir de azul un día de éstos…


16 comentarios:

Diva de noche dijo...

La verdad, tengo mil ideas sobre a quien le dijo eso antes de salir de casa, pero entre todas he preferido pensar que fue a su madre, por la que desperdició su juventud y dejó pasar el amor por tener que cuidarla..... hasta que un día se hartó...abrió la puerta de la casa y fue a hacer lo que le vino en gana...besossss..feliz jueves

Ester dijo...

Me pasa como a Diva de noche, no se quien se lo dijo. Pero si tomó una decisión y es feliz parece que fue acertada, el pelo azul hoy es muy normal, mi hermana salio con el de ese color en el cartel electoral y no pasó nada. Un abrazo azul

* dijo...

Pues si supieras que yo sí me teñí el pelo de azul, un azul precioso, con mechas color marrón oscuro. Quedaba divino. Y de eso igual hace más de 10 años. En liso quedaba bonito pero luego con las lavadas, no como ahora, parecía una bruja de pelos locos, pero me encantó.
Y no me sacaron de casa.

Un beso enorme.
Y desde luego azul intenso.

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Me hiciste recordar a una joven compañera del taller de historieta, que tenía el pelo teñido de violeta. Según ella, magenta.

Creo que la advertencia fue tomada como un incentivo.

Bien planteado.

Tracy dijo...

Eso esta muy bien hecho. Y seguro que estás guapísima.

H... (Perla Gris) dijo...

Yo lo he llevado rojo y mitad negro, mitad fucsia... Locuras de adolescencia se puede decir... Me costó mucho volver a mi color natural...
Besines...

H... (Perla Gris) dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Carmen Andújar dijo...

Pues si. Hay que hacer lo que a una le gusta, sin pensar en nadie, ni lo que dirán, seguro que se es más feliz.
Un abrazo

ReltiH dijo...

EXCELENTEEEEEEEEEEEEEEEEEEE.
ABRAZOS

MOLÍ DEL CANYER dijo...

Que bueno, seguro que yo hubiera hecho lo mismo porque no hay nada mas provocador que eso de que quieran ponerte normas sobre tu cuerpo o como en este caso sobre tu cabeza. Muy bueno, besos.

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Una de mis hjas lleva la cabeza mitad rapada y el resto, una melena azul con puntas violeta... no te digo la cara del padre... pero la de ella está feliz!
Un abrazo

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Que detalle interesante, Neogemninis. ¿La mayor o la fan de Doctor Who?

Alfredo dijo...

Yo lo intenté de verde, pero al salir de la peluquería, me miré en un espejo y entre los cuatro pelos verdes y la calva, parecía más bien la camiseta del Betis, desde entonces llevo boina hasta las orejas.
Besos y gracias por participar.

Charo dijo...

Ja,ja...pues muy bien qué hizo la muchacha! Basta que te impongan esas condiciones para que te den más ganas de hacerlo y de ser libre por fin.
Un beso

Alma Baires dijo...

Es que no hay placer más grande que hacer aquello que te dicen que no hagas!

Un beso.

Montserrat Sala dijo...

Cierto, mi amiga Alma Baires, creo que es lo que sucede en estos casos. Sobretodo si es la familia quien te lo dice.
Si puedes contrariarlos no te lo piensas. Saludos Rosa!