sábado, 7 de enero de 2012



Mi razón tiene un agujero. Es una interrogación abierta al mundo que siempre quise habitar y que debido a la rotación de mis realidades, nunca se cierra.
El sol se asoma a destiempo para templar mi prisa y yo abrigo los ojos para que las lágrimas no me cojan desprevenida.

3 comentarios:

San dijo...

Rosa que forma tan maravillosa de decir, un agujero para habitar, esa razón que quiere entender. Este me lo guardo ¿vale?
Un abrazo.

gustavo dijo...

ehhhhhhhhh
ehhhhhhhh, la rosa de los desastres ha vuelto a vestirse de tiros largos..ehh, atención, señoras y señores, que la rosa ya ha está con sus pétalos abiertosss...cuidado, señores y señoras de las letras, que viene...
medio beso.

CAS dijo...

Aquí estoy leyendote, sintiendome un colador. A veces, hay más de un agujero que zurcir...

Besos, Rosa, y no me cuido de tí, sino que me colmo!!!

besos y abrazos mil