miércoles, 11 de enero de 2012

Relato de jueves: "Profecías del fin del mundo"




Acabo de firmar los papeles ante notario. He heredado la casa que fue de mis padres, anteriormente de mis abuelos, de mis bisabuelos y tatarabuelos y siguiendo la lista de propietarios, resulta que el solar donde fue edificada, perteneció al ducado de Alba.
(Me alegra tener el papeleo en orden, no sea que al Conde de Salvatierra le de por juntar las tierras de su dinastía para dar trabajo al millón de andaluces que no lo tienen y me quede yo sin corral y sin pozo…por lo que os voy a explicar)
La segunda propiedad que vine a recoger, se trata de uno de los primeros periódicos del siglo XVIII, y que es en realidad como un librillo, una publicación de carácter popular que se distribuía por aldeas y ciudades y que contaba con secciones sensacionalistas como las predicciones de lo que sucedería en el año según los astros, una especie de carta astral, datos sobre los cambios de la luna, y otras informaciones acerca de las visiones de un ermitaño relacionadas con el fin del mundo. Esto hizo que Carlos III prohibiera su publicación por considerarlo una lectura peligrosa vana e inútil para el pueblo.
Hojeo el papel amarillento, me gusta el olor a viejo de la tinta, pero no entiendo dónde está el valor o el mérito del legado.
Leo con desgana separando las hojas que crujen muertas y me eclipsa la sección de las profecías escritas en latín e ilustradas con unos precarios dibujos o mapas que cuentan más o menos esto:
“Puerta para huir del fin del mundo que acontecerá en el año del Señor de 2012, con las primeras nieves.
Cuando tiemble la tierra reptarán los gusarapos por las venas vaciando a los niños, cuando engendre el fuego en las gargantas, los brazos de la muerte tejerán como arañas…
Al Nor-este, a muchas leguas del reino, hay una boca cubierta de helechos dónde gime el agua. Fortaleza de musgo y barro. ¡Huye! ”
Casi no puedo moverme, me tiemblan las manos, los ojos clavados en las coordenadas que torpemente dibujan mi comunidad, mi pueblo, mi casa, mi patio…MI POZO.
Ese pozo que guarda los ecos de mi voz de chiquilla, de dónde colgaba el cubo de latón en los veranos como una campana para despertar la sed, blanco pretil por dónde pespuntean las hormigas el camino mas largo…
La profecía. Mi herencia.

P.D.
Hay sitio para todos. Los interesados háganmelo saber y les envío plano.



25 comentarios:

El Éxodo dijo...

Creo que esa puerta es hoy muy necesaria, aunque no se cumpla la profecía. Una puerta para huir de este desangelado mundo. Ya me dirás dónde queda.

Abrazos.

San dijo...

A veer Rosa explica bien, primero tomo el tren dirección tu pueblo, lugo tuerzo la esquina via tu casa llamo me abres y ¿me dejas escapar por tu pozo? Ya estamos salvadas!!!.
Maravillosas posesiones las tuyas.
Un abrazo.

Neogeminis dijo...

Por las dudas, Rosa, para esa fecha me daré una vuelta por tu propiedad, vale?jejejeje


un abrazo!

Simplemente Mirella dijo...

se puede acondicionar la cubeta como una especie de elevador?..quesque me dan miedo las alturas..bss

Arruillo dijo...

Cuida ese pozo, Rosa, no tanto por la avaricia del duque sino por el gran significado que tiene esa hilera de antecesores tuyos.
Lo de las profecias me preocupa menos, viene a ser como la proliferación de los videntes televisivos, cuestión de hacer zapin.
Besos

Leonor Montañés Beltrán dijo...

En la casa que yo he heredado apareció tras una pared del patio una puerta tapiada y en el suelo un pozo, así que ya se a que se deben, serán el lugar de paso para escapar al fin del mundo. Os invito a escapar. Un beso.

Verónica Marsá dijo...

Ya tienes el negocio organizado, amiga, fin de la crisis para ti!Van a haber bofetadas para rifarse una entrada ¿A cuánto vas a poner el ticket? ¿Los jueveros tenemos descuento?

Besito.

Anónimo dijo...

A que hora parte el tren?. Entiendo que AVE no habrá ni falta que le hace.

La florida en agosto

Pepe dijo...

Estupendo enfoque el que has dado a la convocatoria de este jueves. Una puerta por donde escapar a la aniquilación total del mundo. La pregunta sería si merecería la pena esa escapatoria. Magníficas heredades las que tienes, rosa.
Un abrazo.

Carmen Andújar dijo...

Jolín, con los sitios que hay, vaya mala suerte. pero no te preocupes no crean que sean muy certeros, mira que pasó con la estación Mir
Un abrazo

Medea dijo...

No Rosa...he decidido no acompañaros, este mundo mejor o peor es el nuestro, nuestro planeta azul y amo la vida, la que conozco, pero no sé si querría sobrevivir a la destrucción de nuestro planeta...más bien creo que no. Así que si explota quizás me pille haciendo la cena, escribiendo o haciendo planes para el verano siguiente jejeje. Un beso grande.

gustavo dijo...

sin pensármelo, sin atender a amndangas ni a peticiones de que "eh, rosa, que voy a escribir alguna burrada!!", sin ...sin demora te digo que y
un

e
vooooo¡¡¡ yo no voy por ahí..no te jodeee¡¡¡
además, podemos trocar los papeles..acá, en mi pueblo, tengo más que pozos que me sobran. de acuerdo que no son mío, pero como si o fueran, pues está a la vista de todos,incluidas las hormigas..así que si quieres venir para acá huyendo dle fin del mundo, yo te indico, como mínimo, tres pozos..todos honnndossss. y no como ese que está tapado y que da penita verlo¡¡
medio beso, rosa de los desastres.

Inma Brujis dijo...

Yo quiero un plano!!! y sin duduarlo me daré una vuelta por tu casita y sobre todo por tu pozo.
Allí nos vemos.
Besosssssssss

Atalanta dijo...

Rosa, espero sirva de algo el buen ratito de esta tarde, para coger una plaza en el pozo de la salvación, que alegría tener un relato con salida.

Besos JUEVEROS

Sindel dijo...

Me queda lejísimo ese pozo, pero si es la salvación me tomaré el tiempo necesario para llegar.
Muy original este relato, me encantó!!! Un besito

Sindel dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Manuel dijo...

Muy bueno, Rosa, me ha gustado ese toque de misterio personal, de solucion arcana al alcance de pocos elegidos. Pero ¿como sera ese otro mundo al final de ese pozo?, ¿nos gustara? ¿o nos arrepentiremos de habernos salvado?
Un beso

Jose Vte. dijo...

Estaría bien eso de tener una puerta por donde escapar del fin del mundo. ¿Hay algún huequito para mi?

Gracias por tu comentario en mis crónicas y por tu visita. Decirte que si lo deseas puedes contribuir con una historia vital si lo deseas.

Un abrazo

CAS dijo...

jajaja.... me gusta el comentario de Veronica: ya tienes montado el negocio!!!
Pues yo también te daré de ganar, pero creo que iré antes de diciembre, un poquito antes (qué problema aquí no hay cómo saber cuando es el tiempo de las nieves, porque no cae nieve, por ahora...) para disfrutar de tu Sevilla y de tí.

Qué decirte? Como siempre: TE LO BORDAS

BESOS Y ABRAZOTES MIL

Juan Carlos dijo...

Pues mi idea ya la ha expresado Manuel. Es que escapar por un fondo nos puede llevar a un poco sin fondo ... aunque bien, si estamos ahí esta panda de jueveros estaremos a gusto.
Momentos buenísimos en el relato, propios de tu cosecha.
Un beso Rosa.

alfredo dijo...

Pues si todavía hay sitio, yo quiero unos palmitos.
Estaría bien recibir de los primeros, los relatos de Rosa. Recién horneados, con la tinta todavía fresca, exclusivas en el tiempo y lugar.
Tampoco tiene tan mala pinta ese pozo.

Besos

Matices dijo...

Y si mejor nos vemos en mi terreno... es decir, con un cafelito y una buena conversación...
Aún así, que estupendo enfoque le has dado al tema... me gustó.

Besos!!!

rosa_desastre dijo...

Ya estais todos en la lista con plaza asegurada (y gratis). En un momento tan trágico, lo que nos vamos a reirrrrrrrrrrrrrrrrr.
Besos y gracias amigos.

Dafne dijo...

Me gusta esa puerta para huir de este mundo que como dice El Éxodo está tan desangelado..
Cada uno debemos buscar la nuestra y yo como tú,también la busco en mi herenia personal en esa casa ,en una plaza,en algún rincón de juegos ...lugares todos que han quedado imprimidos en nosotros seguramente desde nuestra niñez y que a medida que aumentan nuestros años volvemos cada vez mas...
Besos

Susurros de Tinta dijo...

Jajajaja, lo que más me gusta de tus relatos son tus ingeniosos y sorprendentes finales, aissss, mi querida niña!!!, yo me apunto al pozo sin pensarlo, nos sentamos las dos ahí tan ricamente al atardecer, cuando el jazmín se abre y esparce su olor y nos quedamos arreglando el mundo, lo bonito que lo ibamos a dejar entre las dos!!!, miles de besosssssssssss